La propuesta del PSOE y Unidas Podemos para esquivar el bloqueo del Partido Popular a la renovación del Consejo General del Poder Judicial ha levantado ampollas entre las principales asociaciones de jueces, que aseguran que deja "en manos del Gobierno" el poder judicial.

Según la propuesta presentada este martes en el Congreso por los grupos parlamentarios de UP y PSOE –y no por el Gobierno-, 12 de los 20 vocales (los de extracción judicial) podrían ser elegidos en segunda votación por mayoría absoluta y no por tres quintos de la cámara. Los otros ocho miembros (juristas de reconocido prestigio) seguirían necesitando los tres quintos, ya que así lo marca la Constitución.

Tres de las cuatro asociaciones judiciales han arremetido duramente contra la propuesta. La Asociación Profesional de la Magistratura (APM) asegura que pese a la parálisis actual, "un bloqueo constitucional no puede romperse con este tipo de chantajes y con prisas", porque la reforma deja todo "al albur del Ejecutivo", que pasa a "manejar y manipular el poder judicial" desde su mayoría parlamentaria.

No culpa al PP del bloqueo sino a todos los partidos, a quienes piden que se pongan de acuerdo sobre la ley actual, ya que "la propuesta cuestiona aún más la separación de poderes y atenta contra el Estado de derecho" al "saltarse todos los trámites para ver si en dos meses se saca una reforma de este calado". Ante esta situación, avisan de que "usaran todos los mecanismos legales" contra su puesta en marcha en caso de que llegue a aprobarse.

 

La Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV) la tacha de "atentado, despropósito y disparate", porque va en la dirección contraria a lo que demanda el Consejo de Europa, que es dejar en manos de los jueces la elección de los 12 vocales de las Cortes. "Esta propuesta, lejos de reducir peso político en la designación, lo incrementa y además de manera peligrosa", afirman desde esta asociación.

Advierten que "si la mayoría absoluta es la que sustenta al gobierno parlamentariamente, al final esto se traduce en que el Gobierno nombra a quien quiere, porque controla la mayoría", es decir, "ya no es que el (poder) legislativo interfiera, sino que ahora lo hace el Ejecutivo" lo que a su juicio es "un desastre".

 

"Una lamentable nueva vuelta de tuerca a la politización de la Justicia. Ese no es el camino y lo dicen todas las instituciones europeas. Necesitamos una justicia independiente y con medios para cumplir su función. Basta ya de mercadear con nuestra Justicia por intereses partidistas", señala el Foro Judicial Independiente.

 

Al margen de las críticas se sitúa la progresista Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD), que aseguran a laSexta que abogan "por un consenso entre los partidos para renovar el Consejo con la actual ley". "Si el bloqueo se mantiene de forma indefinida, habrá que buscar una alternativa", puntualizan.