El jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, Benito Almirante, ha afirmado que el coronavirus se encuentra en la fase final y que "es muy probable que en dos o tres semanas sea absolutamente marginal".

En una entrevista en la televisión municipal de Barcelona, Betevé, Almirante ha defendido que pronto la propagación del virus será mínima y que los rebrotes de gran magnitud son "improbables".

El infectólogo ha manifestado que, tras la evolución de la enfermedad y las medidas de protección y confinamiento de la población, "la enfermedad va a la baja y es muy probable que en un período de dos o tres semanas sea absolutamente marginal".

Almirante compara la evolución de la COVID-19 con la de otras enfermedades víricas como la gripe, que "tiene también una subida muy importante, un patrón que dura varias semanas y un descenso gradual hasta que prácticamente desaparece en la época estival".

"El comportamiento del coronavirus es muy similar a la gripe estacional", afirma el especialista, que confirma que los niños y adolescentes no sufren la enfermedad y tienen un riesgo muy bajo de transmitirla entre ellos mismos o a otras personas.

Esto se debe, según el médico, a que tienen poco desarrollada una molécula que tienen los adultos en la mucosa respiratoria y que sirve al virus para infectar, como una especie de receptor que propaga la infección al resto del organismo.

La OMS ve "improbable" una segunda ola en España

El último mensaje que ha lanzado la OMS sobre la pandemia de coronavirus es optimista: aseguran que una segunda ola del Covid-19 parece cada vez más improbable, aunque hay que escuchar estas palabras con mucha prudencia.

La propia directora de Salud Pública del organismo, María Neira, ha asegurado que esperan que la transmisión "haya bajado tanto" que "no haya otros brotes" de la enfermedad porque el virus "va a tener dificultades importantes para sobrevivir".

No obstante, Neira ha pedido "mucha prudencia" y "sentido común" en esta fase "muy crítica" de la pandemia, la de la desescalada, y ha solicitado que la población no tenga "ni paranoia ni excesiva relajación", y que "aprenda a convivir con las enfermedades infecciosas".

"Hay muchos modelos que avanzan muchas probabilidades. Hablan desde un rebrote puntual hasta una ola importante, pero esta última posibilidad cada vez se va descartando más. Estamos mucho mejor preparados en todos los ámbitos", ha señalado la doctora española.