España no ha registrado ningún fallecido por primera vez desde que comenzó la pandemia, y tan solo se ha diagnosticado a 71 pacientes con coronavirus en las últimas 24 horas. Se trata de las mejores cifras registradas desde que comenzó el estado de alarma.

En los últimos días Sanidad ha notificado entre dos y un fallecido diario, un número que hoy ha descendido hasta el mínimo tras más de tres meses registrando muertes por la enfermedad en nuestro país. Además, la cifra de nuevos contagiados se vuelve a situar por debajo de los 100 y a la baja respecto al día de ayer, cuando se diagnosticaron 96 casos en todo el país.

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado en rueda de prensa que "hay 12 comunidades autónomas que han diagnosticado menos de un caso al día con fecha de inicio de síntomas en los últimos siete días", y con fecha de diagnóstico de ayer solo tres comunidades han registrado más de 10 casos.

Además, Simón ha asegurado que "con fecha de inicio de síntomas en los últimos siete días se han identificado 164 sanitarios", incluyendo a aquellas personas que trabajan en centros sanitarios, centros sociosanitarios u otros centros.

La suma de muertes en la última semana es de 35 personas y 245 pacientes han tenido que ser ingresados. En total, en los últimos siete días España ha registrado 2.760 nuevos casos de Covid-19, si bien tan solo 268 de estos nuevos casos han presentado síntomas en este mismo periodo. Una cifra que también mejora respecto a la registrada la semana anterior, cuando hubo 3.764 diagnósticos y 688 presentaron síntomas.

Los datos de las últimas 24 horas se suman así a los 239.429 casos totales que ya habían dado positivo por coronavirus en nuestro país y a las 27.127 víctimas mortales que hasta hoy se ha cobrado la crisis sanitaria.

56.695 casos sospechosos desde el 25 de mayo

Además, Sanidad ha informado de que desde el 25 de mayo se han atendido en los centros sanitarios a 56.695 pacientes por posible coronavirus. En concreto, 32.567 de ellos han sido atendidos en atención primaria y otros 24.128 en atención hospitalaria.

Hasta entonces, desde el 18 hasta el 24 de mayo, un 11% de los contactos de pacientes positivos en coronavirus desarrollaron síntomas, mientras que solo 95 de estos contactos estrechos dieron positivos en la enfermedad. En total, en este periodo se realizó una PCR a un 86% de los casos sospechosos de coronavirus.

Este lunes el 70% de la población (poco más de 32 millones) entra en fase 2 y un 30% continúa en fase 1 (15 millones de habitantes), mientras que las islas de Formentera, El Hierro, La Gomera y La Graciosa pasan a fase 3, lo que supone que 45.000 ciudadanos han estrenado hoy la fase más avanzada del plan.

"Hemos dejado de pensar que es una carrera"

"Las comunidades, gran parte de la población y la mayor parte de las instituciones han dejado de entender esto como una carrera para pasar a las siguientes fases antes que nadie y han empezado a entender la prudencia que hay que tener": así ha asegurado Fernando Simón que se está logrando frenar al coronavirus en España, si bien aún hay riesgo de rebrotes y repuntes que, por ahora, están siendo localizados y controlados.

"Podemos pasar de fase, pero con mucho cuidado", ha apuntado Simón, que ha asegurado que "no va a ser mucho más tiempo, y tenemos que garantizar que las cosas se pueden controlar".

Por eso, ha apuntado el doctor, "no es necesario de momento dar pasos atrás en las fases" porque "las medidas se han aplicado muy bien en cada uno de esos puntos". Si bien Simón ha explicado que esto indica que "todavía estamos en riesgo", y cualquier brote que "por cualquier motivo no fuera detectado nos podría poner en una situación difícil a todos". "Todavía hay casos aquí y casos importados y pueden transmitir a nivel local. Hay que tener aún mucho cuidado, tenemos que ser muy prudentes y actuar de acuerdo a las nuevas normas, que son las que nos protegen. Son unos días más, hay que tener paciencia", ha añadido.