El próximo lunes, 11 de mayo, los territorios empezarán a entrar en la Fase 1 de la desescalada, sumándose así a las cuatro islas que la iniciaron directamente sin pasar por la 0. En esta fase, reabrirán las terrazas y se permitirán las reuniones de hasta 10 personas, pero no será en todo el país a la vez, ya que algunos lugares no están preparados todavía.

Las Comunidades Autónomas tienen de plazo hasta este miércoles a las 14:00 para proponer a Sanidad que sus territorios pasen a la siguiente fase. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha detallado este miércoles que las CCAA envían su información a Sanidad, que la evaluará para determinar qué lugares pueden avanzar en el desconfinamiento.

Aunque no ha adelantado "quién pasa y quién no", ha apuntado que "si las Comunidades Autónomas mandan la información es porque creen que pueden pasar de fase". No obstante, la decisión final será del ministro Salvador Illa, a través de una orden ministerial y tras hablar con las CCAA.

Territorios que podrían permanecer en Fase 0

Ciertas regiones no propondrán algunos de sus territorios para pasar de fase, por considerar que no se encuentran listos todavía para ello.

Barcelona y su área metropolitana

Cataluña, por ejemplo, a fecha del martes no había decidido si pediría que Barcelona y su área metropolitana pasen a la Fase 1 el lunes, según explicó la consellera de Salut, Alba Vergés, que apostilló que su departamento seguiría trabajando para presentar una propuesta el miércoles, que primero tendría que ser aprobada por el Govern.

Lo que preocupa en el caso de la Ciudad Condal y sus áreas metropolitanas, explicó, es su "densidad de población, y la movilidad que eso supone, con un incremento notable en la concentración de personas". En estas zonas, admitió, "hay más riesgo de rebrote", por lo que debían estudiarse el índice de transmisibilidad y el de contagio, "que continúa siendo alto".

En este sentido, desde el Hospital Clínic de la ciudad llamaban a la prudencia. "Estoy seguro de que las autoridades sanitarias catalanas tomarán la recomendación de hacerlo a una velocidad u otra", ha manifestado al respecto el jefe de Epidemiología del citado centro hospitalario, Antoni Trilla, que sostiene que si no se dan las circunstancias "lo más prudente sería no hacerlo".

Comunidad de Madrid

Teniendo en cuenta la incidencia del coronavirus, otra región que puede tenerlo difícil para cambiar la semana que viene de fase es la Comunidad de Madrid. En este sentido, la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, manifestaba este miércoles que, a su juicio, la región no está lista aún para entrar en la Fase 1.

Díaz Ayuso cree que Madrid no está preparada para pasar de fase, mientras su vicepresidente, Ignacio Aguado, sostiene que sí

Durante una entrevista en 'RNE', Díaz Ayuso ha afirmado que las 610 camas de Cuidados Intensivos que permanecen ocupadas en los hospitales madrileños hacen desaconsejable el cambio de fase, un análisis que se contradice con el expresado el martes por su vicepresidente, Ignacio Aguado, que aseguró que la Comunidad ya está preparada.

"Nosotros creemos que podemos saltar a la Fase 1 el próximo lunes, al igual que otras comunidades autónomas. Podemos y debemos iniciar la fase 1, fundamentalmente porque no podemos estar eternamente confinados", manifestó Aguado, en una entrevista en 'TVE'.

Comunidades que pedirán pasar de fase

Por otra parte, varias regiones han indicado que sí solicitarán el cambio de fase, al menos en parte de su territorio:

- Baleares pedirá sumar a Formentera (que desde el 4 de mayo ya se encuentra en Fase 1) el resto de islas del archipiélago.

- Canarias, que ya tiene tres islas en Fase 1 (La Gomera, La Graciosa y El Hierro), pedirá que el resto del archipiélago se una también a esta fase.

- Castilla la Mancha pedirá que todas sus provincias pasen el próximo lunes de fase. La región asegura cumplir sobradamente las exigencias de camas hospitalarias y UCI disponibles e indica que tiene capacidad para realizar entre 5.000 y 6.000 PCR diarias. Asimismo, apunta que su stock de mascarillas quirúrgicas es suficiente para 19 días, 30 en el caso de las filtrantes, aunque seguirá adquiriendo material.

- Castilla y Léon, en cambio, no pedirá que ninguna de sus capitales de provincia pase de fase, aunque sí lo solicitará para 26 regiones sanitarias rurales, según ha podido saber laSexta, ninguna de ellas en la provincia de Segovia y solo una de Soria.

- Euskadi pedirá que toda la Comunidad pase de fase, según ha confirmado este miércoles el portavoz del PNV, Aitor Esteban.

- Andalucía, por su parte, solicitará el cambio de fase en el 90% de su territorio. Pedirá que pasen de fase todas las provincias al completo, excepto Granada y Málaga. En estas dos, al tener mayor incidencia del virus, distinguirá por zonas sanitarias para pedir el cambio o no en cada una de ellas.

- Aragón pedirá pasar de fase e incluso solicitará pasar a la 2 en algunos territorios, según ha podido saber laSexta.

- Cantabria solicitará pasar a la Fase 1 e incluso sumar actividades comprendidas en la Fase 2 del plan de desescalada.

- Murcia ha solicitado iniciar también la Fase 1, aunque pide que los niños puedan salir hasta las 21:00 horas.

¿Cuáles son los requisitos?

Esta transición de una fase a otra no es un proceso automático ni matemático, aunque existen criterios cuantitativos imprescindibles: poder aumentar el número de camas en UCI hasta una cifra de entre 1,5 y 2 por cada 10.000 habitantes y de entre 37 y 40 en el caso de las camas para pacientes agudos, en un máximo de cinco días.

Otro requisito es disponer de suficientes profesionales sanitarios; aunque no se ha detallado una cifra concreta, no debe ser inferior a la existente el 27 de marzo para contar con una capacidad rápida de respuesta ante un posible rebrote.

En este sentido, Pedro Sánchez ha apuntado este miércoles en el Congreso que la desescalada será "cogobernada" con las CCAA, que tendrán que remitir a sanidad sus propuestas indicando qué provincias, islas o ciudades autónomas consideran que deben cambiar de fase y, en su caso, territorios de ámbito inferior, así como las medidas que se aplicarán en cada una de esas provincias que cambien de fase.

Estas deberán estar basadas en las medidas previstas en el plan de desescalada, aunque pueden añadir las que consideren oportunas, "con la debida justificación". Deberán aportar asimismo un análisis de las capacidades estratégicas del sistema sanitario, de la evolución epidemiológica en el territorio y de los mecanismos para reducir el riesgo de transmisión, así como aspectos económicos, sociales y de movilidad que puedan ser relevantes.

Sanidad estudiará las propuestas con las Comunidades para llegar a una decisión, preferentemente consensuada, según ha expresado Sánchez. Para poder tomar en consideración las propuestas, ha apuntado, las Comunidades deben cumplir los requisitos de camas de UCI y enfermos agudos establecidos y deberán tener actualizada la información del panel de indicadores.

Estos marcadores son epidemiológicos, de capacidad asistencial, socioeconómicos y de movilidad, entre otros. Puedes consultar cuáles se incluyen en el panel de indicadores aquí.