El estudio de seroprevalencia para conocer la dimensión real de la epidemia de coronavirus en España, en el que se recogerán datos en 36.000 hogares, arranca este lunes en todo el territorio. La muestra se ha seleccionado en colaboración por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para que tenga participantes de todos los grupos de edad y localizaciones geográficas.

Así, a partir de hoy mismo se irá avisando por teléfono y citando a los participantes para la obtención de muestras. Han sido seleccionados un total de 36.000 hogares españoles con una media de 2,5 miembros cada uno. Se invitará a participar a 90.000 personas y se estima que la muestra final estará compuesta por un mínimo de 60.000.

"A lo largo de las últimas semanas un equipo de más de 100 personas ha estado trabajando para que hoy podamos comenzar el estudio", ha explicado la directora del Instituto Carlos III, Raquel Yotti, en rueda de prensa: "Es un estudio de una magnitud importante que nos va a permitir tener una información de gran valor".

Conocer la dimensión de la epidemia

El estudio busca conocer la dimensión de la epidemia en España y estimar el número de ciudadanos que han estado en contacto con el virus realizando una estimación de las personas que han desarrollado anticuerpos contra él.

Yotti ha llamado a la participación de aquellos que sean contactados. "Aunque la participación es voluntaria es importante que si se contacta con un hogar se haga todo lo posible para que participen todos los miembros".

Sanidad llama a la participación de los ciudadanos, elegidos al azar pero que representen las distintas edades y zonas geográficas.

Dos pruebas y tres oleadas

El estudio se realizará en tres oleadas, con un intervalo de 21 días entre cada una, para ver "la evolución dinámica de la enfermedad", un dato muy relevante para el Ministerio de Sanidad, que ha explicado que la investigación ofrecerá además información del comportamiento de la transmisión del virus dentro de los hogares después de seis semanas de confinamiento.

Los profesionales de atención primaria serán los encargados de realizar las pruebas en los centros de atención primaria. Se realizará un cuestionario sencillo, un test rápido de anticuerpos (con resultados en 10 minutos), y siempre que sea posible, una muestra de sangre, que será analizada en un laboratorio. Los mismos participantes serán estudiados tres veces (cada tres semanas) para estudiar la evolución de los anticuerpos.

Diferencia con las PCR

Preguntada sobre el retraso del estudio, ha asegurado que "empieza en el momento en el que tiene que empezar y es uno de los primeros estudios de esta magnitud que se va a hacer en el mundo. Con una muestra que se ha seleccionado con criterios estadísticos y de forma aleatoria para representar a toda la población y en un momento en que la onda epidémica nos permite hacer unas estimaciones estables a lo largo de las dos semanas que durará la inclusión de participantes", ha apuntado.

"Estos datos los vamos a tener pronto y creemos que van a ser de tremenda utilidad para hacer estimaciones que se basen en datos científicos", ha añadido: "El gran valor del estudio es su representatividad, representa a toda la sociedad española".

Yotti explica que se analizará a gente de todas las edades con y sin síntomas. "Sin embargo las PCR se hacen con criterios clínicos a pacientes que sospechamos que pueden tener la enfermedad. Además las PCR lo que nos dicen es si está el virus activo en ese momento en el paciente, pero el test que vamos a hacer lo que nos indica es si ha desarrollado anticuerpos, es decir, si ha estado en contacto con la enfermedad".