Polémica sesión de investidura de Isabel Díaz Ayuso como nueva presidenta de la Comunidad de Madrid. Durante su intervención en la Asamblea, Díaz Ayuso ha cuestionado el aborto al tiempo que ha cargado contra la izquierda.

"Es mejor que aquellas mujeres que están pensando dar un paso adelante, o no, tengan la oportunidad de acogerse a la vida, y no al aborto, que es el recurso fácil que siempre pone la izquierda cada vez que algo le sobra", ha asegurado rotunda.

Tras los sonoros aplausos de los diputados del Partido Popular en la Cámara, Díaz Ayuso ha proseguido con su discurso y ha añadido: "Que molesta, eutanasia; que molesta el bebé, aborto. Yo prefiero que sea una última opción, legal y segura, pero muy poco frecuente, porque la inmensa mayoría de las familias y las mujeres de la Comunidad de Madrid tienen oportunidades para salir siempre adelante".

En este sentido, Díaz Ayuso ha justificado así su argumento: "No he conocido a ninguna mujer que se haya arrepentido de tener hijos, y sí he conocido los casos contrarios. También es libertad dar a elegir y que no se vean sumidas en una decisión que probablemente les arrastre el resto de su vida".

La ya presidenta de la Comunidad de Madrid considera que las ayudas a la maternidad que adelantó ayer son una forma de luchar contra el aborto: "Nosotros apostamos por la vida". En concreto, Ayuso anunció un paquete de ayudas de 500 euros al mes para las mujeres embarazadas menores de 30 años y que tengan rentas inferiores a 30.000 euros al año.

No obstante, para tener acceso a esta ayuda, será necesario que la madre lleve empadronada en la Comunidad de Madrid, al menos, diez años.

"El deterioro económico y el deterioro demográfico se retroalimentan. Como no se ve futuro, no se tienen hijos; como no se tienen hijos, no hay futuro. Tenemos que romper esa espiral", planteaba Ayuso, que pretende que el impulso de la natalidad sea "una de las grandes prioridades de la Comunidad de Madrid" para "revertir la tendencia demográfica actual".

La oposición denuncia que exigir diez años de empadronamiento como requisito para acceder a las ayudas de maternidad es pedir un "pedigrí chulapo", así lo ha asegurado Mónica García, líder de Más Madrid. El PSOE califica la medida de "decepcionante" porque en la Comunidad de Madrid el 80% de los bebés son de madres mayores de 30 años.