Santiago Abascal ha mostrado un adoquín desde la tribuna durante su intervención en el Congreso de los Diputados, supuestamente procedente de los disturbios durante el mitin de Vox en Vallecas la pasada semana.

En su intervención el líder de la extrema derecha ha acusado al Gobierno de fomentar la violencia contra su partido. "Hubo un lanzamiento de adoquines, piedras y estacas impulsado por ustedes", les ha dicho. En este momento, también les se ha dirigido hacia la bancada del Ejecutivo para preguntar a sus miembros si les "escandaliza que se lanzasen adoquines" o que él lo "muestre en esta tribuna".

Asimismo, el presidente de Vox ha señalado que si su partido "devolviera los adoquines, irían al enfrentamiento civil". "A nosotros nos van a encontrar en la defensa de la libertad, el orden constitucional, la legalidad y la persecución de los culpables", ha apostillado.

Este gesto ha recordado a lo que hizo Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid un día después de las protestas contra el encarcelamiento de Pablo Hasél. La presidenta de la Comunidad mostró un adoquín desde su asiento y le preguntó a Isa Serra, de Unidas Podemos, si su partido les "pegaría un tiro en la nuca".

Pero esto ya lo hizo Albert Rivera, el exlíder de Ciudadanos, en el debate de Atresmedia antes de las elecciones generales de noviembre de 2019. En esa ocasión, el adoquín provenía, según dijo, de las protestas en Cataluña tras la sentencia que condenó a los políticos independentistas.