El secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, ha matizado este domingo las palabras del presidente norteamericano, Joe Biden, quien abogó en la víspera por la salida de Vladimir Putin de la Presidencia rusa al señalar que Washington no está persiguiendo una estrategia de "cambio de régimen" en Moscú.

En su lugar, Blinken ha indicado que Estados Unidos intenta aplicar una presión "sin precedentes" sobre el Gobierno ruso en represalia por su invasión de Ucrania, según ha manifestado en declaraciones a los medios desde Israel, donde ha acudido a una cumbre con Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Marruecos. "Como ya sabrán, y como nos han escuchado decir en varias ocasiones, no tenemos una estrategia de cambio de régimen en Rusia ni en ningún otro lugar", ha declarado el principal diplomático estadounidense en Jerusalén.

Biden y la Casa Blanca "señalaron anoche que, simplemente, el presidente Putin no puede estar facultado para emprender una guerra o participar en una agresión contra Ucrania, o en cualquier otro lugar", explicó en declaraciones recogidas por Bloomberg.

El presidente norteamericano había criticado este sábado que Putin estaba incapacitado para seguir al frente del Kremlin. "Por el amor de Dios. Este hombre no puede seguir en el poder", ha afirmado Biden durante un discurso en el Palacio Real de Varsovia.

Moscú: "Eso no es algo que pueda decidir Biden"

Tras estas declaraciones, el Kremlin avisó que "no es algo que pueda decidir el señor Biden", según el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov. "Solo el pueblo de la Federación Rusa puede decidir al respecto", ha argumentado.

Ha sido la primera de las reacciones de cargos públicos rusos que incluso han cuestionado el estado de salud de Biden. "Biden es débil, está enfermo e infeliz", ha afirmado el presidente de la Duma rusa, Viacheslav Volodin.

"Los ciudadanos estadounidenses deberían sentir vergüenza por su presidente. Posiblemente esté enfermo. Debería hacerse una revisión médica", ha añadido Volodin, que ha comparado a Biden con el respeto que merece Putin por su "contención".

Macron pide contención

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha recomendado tanto al presidente de Estados Unidos como al Gobierno ruso que se abstengan de alimentar "ni con actos ni con palabras" el conflicto. En una entrevista concedida a la cadena France 3, el presidente francés ha reconocido que le gustaría protagonizar una solución negociada al conflicto y que esa es la razón por la que su país "ha elegido no intervenir por la vía militar". "No deberíamos inflamar este conflicto ni con actos ni con palabras", ha reiterado el mandatario antes de distanciarse de la declaración de Biden. "Yo no usaría esas palabras", ha añadido durante la entrevista, recogida por 'Le Figaro'.