El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha pedido disculpas por llamar "tontos" a los consumidores acogidos a la tarifa regulada de la luz, a través de un mensaje publicado a última hora de este viernes en la cuenta de Twitter de la compañía eléctrica.

"Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, desea pedir sinceras disculpas en el caso de que alguien se hubiera sentido ofendido por unas frases expresadas de forma coloquial, que no trataban de zaherir a nadie, y manifiesta su máximo respeto por todos los consumidores", reza la publicación.

Unas disculpas que llegan después de que Sánchez Galán asegurase el jueves que el 80% de los españoles está pagando menos por la electricidad que en 2018 porque han bajado los impuestos y que únicamente pagan más aquellos que siguen con la tarifa regulada, a los que tachó de "tontos".

El mensaje de Iberdrola se produce también después de que tanto la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, como la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, reprochasen a Sánchez Galán sus palabras y esta última le pidiera que rectificase. Puedes ver las declaraciones de la titular de Asuntos Económicos aquí:

La tarifa regulada, necesaria para recibir el bono social

La tarifa regulada, que solo está disponible para potencias contratadas hasta 10 kilovatios, es imprescindible para acogerse al bono social y no se le puede aplicar ningún tipo de descuento o promoción, ya que el precio está fijado por el Gobierno, lo que excluye posibles negociaciones entre cliente y comercializadora.

La tarifa regulada ha sido históricamente más barata que el mercado libre en el que pagan sus facturas el resto de los consumidores, según la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), aunque en los últimos meses en el mercado mayorista de la electricidad se han registrado precios de récord debido, en gran parte, al encarecimiento del gas.

Según el panel de hogares de la CNMC del segundo semestre de 2020, el gasto mensual facturado a un hogar tipo acogido a la tarifa regulada fue más de 20 euros más barato que uno del mercado libre (un 28,2% más barato). Desde 2019, ese ahorro siempre ha sido superior al 15 %.