"Mirando al futuro pero aprendiendo del pasado". Así es el camino que tiene por delante, según sus propias palabras, Marta Ortega Pérez (37 años), hija pequeña de Amancio Ortega (85 años), fundador de Inditex.

Reservada y celosa de su intimidad, algo que está en el ADN de toda su familia, hace unos meses Marta Ortega concedía una entrevista a Wall Street Journal en la que hablaba de su futuro y los planes para que asumiera más responsabilidades en el grupo textil fundado por su padre. "Sé grande en el trabajo y pequeño en la vida. Es una de las mejores cosas que he oído", aseguraba entonces.

También desvelaba que su primera experiencia en Inditex fue en una tienda de Londres como dependienta. "La primera semana de trabajo en Zara pensé que no iba a sobrevivir, pero luego desarrollas una especie de adicción a la tienda. Algunas personas nunca quieren salir de ahí. Es el corazón de la empresa", explicaba.

Un gran conglomerado con siete empresas textiles entre las que se encuentran también Massimo Dutti, Zara Home o Bershka y en el que la receta del éxito es un gran secreto para incluso otros grandes expertos en moda. Lo cierto es que hasta ahora Marta Ortega trabajaba a diario en una mesa compartida junto a otros empleados de la marca. Muy cerca de su padre, una de las mayores fortunas del mundo, y en Arteixo, a las afueras de A Coruña, algo que para ellos es vital.

Lleva 15 años en Inditex y ha desarrollado su actividad en distintas áreas, en particular, reforzando la imagen de marca y propuesta de moda de Zara, área que seguirá supervisando.

Bajo su liderazgo se han materializado campañas con los más reputados creativos del sector como Steven Meisel, Fabien Baron, Karl Templer o Luca Guadagnino, así como el lanzamiento de nuevas colecciones 'premium', incluyendo Zara SRPLS y Charlotte Gainsbourg by Zara.

Ahora seguirá el plan marcado y asumirá la presidencia de Inditex. Sus primeras palabras han sido de agradecimiento. "Estamos enormemente agradecidos a Pablo Isla por su extraordinario trabajo y dedicación durante todos estos años. Me gustaría destacar su inmensa contribución, no solo a nuestro grupo sino también a la industria de la moda en general", ha subrayado Marta Ortega.

"He vivido esta empresa desde mi infancia y he aprendido de todos los grandes profesionales con los que he trabajado durante los últimos quince años. Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres, mirando al futuro pero aprendiendo del pasado y al servicio de la compañía, nuestros accionistas y nuestros clientes, en el lugar donde se considere que soy más necesaria", ha afirmado.

"Me siento profundamente honrada y comprometida por la confianza que se ha depositado en mí y enormemente ilusionada por el futuro que entre todos vamos a acometer", ha añadido.