CRECEN LAS SALAS DE APUESTAS DEPORTIVAS

CRECEN LAS SALAS DE APUESTAS DEPORTIVAS

De apostar por hobby a vender sus pronósticos: así son los 'tipsters', la nueva profesión que llega con el auge de las apuestas

Seguramente ustedes lo habrán notado: cada vez hay más salas de apuestas deportivas en las ciudades, especialmente en barrios humildes. Sólo en Madrid, en cuatro años han crecido un 140%. Se trata de un hobby que se ha profesionalizado: los llamados 'tipsters' han pasado de jugar a apostar a vivir de vender sus apuestas.

Guille empezó apostando como hobby y ahora se ha convertido en un 'tipster', un apostador que vende sus pronósticos a clientes privilegiados: "Tengo clientes en Australia que han ganado medio millón de euros".

La ley no permite que las apuestas sean para enriquecimiento personal y esto, según Guille, ha generado un mercado negro: "Ha provocado un mercadeo entre gente que ha perdido y la fuga de capital a Asia, donde sí permiten a la gente ganar dinero y vivir de esto".

En los últimos cinco años se ha disparado el número de apostadores deportivos online y ha cambiado el perfil. "Ha bajado la edad, está entre los 25 y los 35 años", apunta José Manuel Recouso, psicólogo.

El boom de las apuestas también se ha hecho físico, con un importante incremento de los salones de juego, sobre todo en las zonas más humildes. En Madrid la falta de regulación ha propiciado este incremento.

laSexta.com | Madrid | 27/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.