La Davis de Piqué: partidos a tres sets, cancha neutral y 18 equipos divididos en seis grupos que durante siete días se disputarán el trono del tenis mundial en Madrid. Un acontecimiento que concentra o debería concentrar, precisamente, a todo el tenis mundial... pero que ve como el mejor tenista de la historia se marcha a Buenos Aires, a 10.000 kilómetros de la sede del gran torneo.

¿El motivo? Una exhibición programada en la capital argentina contra el alemán Alexander Zverev, que también se perderá la gran cita orquestada por Gerard Piqué.

 

Ambos tenistas ya han aterrizado en el país sudamericano tras el torneo de maestros de Londres, y ya están preparados para jugar dentro de dos días en el Parque Roca a partir de las 17:45.

 

Un distanciamiento que llama la atención puesto que hoy 18 de noviembre a partir de las 16:00 arranca la nueva Copa Davis, pero como ya es conocido de manera pública, las diferencias entre Federer y Piqué (Laver Cup de por medio) van más allá de estos 10.000 kilómetros.