Andy Murray ha concedido una entrevista a 'Amazon Prime Video' en la que ha dejado unas sorprendentes declaraciones. El escocés quiere volver a dar su mejor rendimiento tras unos años en los que las operaciones en la cadera le mantuvieran apartado de las pistas.

Murray, que se perdió el Open de Australia por coronavirus, quiere regresar al más alto nivel tenístico, y ya apunta a Wimbledon, declarando que se ve capacitado para ganarlo por tercera vez.

"Sé que todavía soy capaz de jugar al más alto nivel. Quería haber jugado en Australia porque me sentía capaz de llegar lejos. Tal vez sea muy ambicioso pensar en ganar un Grand Slam, pero siento que, de aquí a unos meses, puedo tener esa oportunidad si me mantengo sano y con ritmo de competición. Quiero estar en Wimbledon y sentir que tengo la oportunidad de ser campeón otra vez. Necesito unos meses entrenando bien, ganar partidos en grandes partidos y tener salud. Algunos pensarán que estoy delirando, pero puedo ganar Wimbledon, puedo conseguirlo", asegura Murray.

El que fuera número uno del mundo de la ATP en 2016 tuvo que alejarse en 2019 de las pistas de tenis debido a sus operaciones en la cadera. Nueve meses después de varias intervenciones y de una larga recuperación el escocés ha vuelto a competir y ya ha disputado varios torneos para volver a coger sensaciones.

Tras ser eliminado por Rublev en octavos del ATP 500 de Rotterdam y derrotado en primera ronda en el ATP 250 Montpellier, el tres veces ganador de Grand Slams afronta ahora el Masters 1000 de Miami con la esperanza de mantener un alto ritmo de juego en partidos largos.

"Espero jugar mucho mejor que en mis últimos tres torneos. Noté buenas sensaciones en el nivel de juego que tuve contra Haase (primer rival en Rotterdam) en el último set y en el primero contra Rublev. Solo necesito encontrar la manera de mantener ese nivel durante horas y no durante 20 o 30 minutos. Además, esa semana fue importante porque entrené con Coric y Tsitsipas", sostiene Murray.

Un torneo de pista rápida en el que el escocés, en el puesto 119 del ranking, jugará gracias a una invitación de la organización. El próximo miércoles debutará ante Lloyd Harris, finalista en el ATP 500 de Dubai. Si consigue pasar de ronda podría enfrentarse a Roberto Bautista en el segundo partido.