Tremendo susto el que se ha vivido en la mañana de este martes en Roland Garros. En los aledaños de la pista Simonne-Mathieu, una de las más importantes del torneo, ha sido identificado un vehículo robado del que se sospechaba que podía tener explosivos en su interior.

La activación del protocolo antiterrorista por parte de las autoridades francesas ha supuesto el retraso del partido entre Ugo Humbert y Ricardas Berankis en la citada cancha.

Una vez evacuada la zona, la Policía ha procedido a detonar el vehículo, provocando una explosión controlada que ha generado un fuerte sonido en los alrededores del jardín botánico de Roland Garros.

Finalmente, el encuentro entre Humbert y Berankis ha arrancado 25 minutos más tarde de lo previsto.

 

En declaraciones a 'Reuters', la Federación Francesa de Tenis ha asegurado que ya se ha restablecido el orden: "Fue una intervención de seguridad de rutina por parte de la policía. Todo ha vuelto a la normalidad".