Joanna Jedrzejczyk cayó ante Weili Zhang y no pudo alzarse con el título en UFC 248. La luchadora polaca terminó el combate con la cara deformada a causa de un fuerte hematoma que le provocaron la lluvia de arremetidas de la china.

El combate, que se dirimió por decisión divida, ya es considerado como la mejor pelea femenina de MMA (Artes Marciales Mixtas) de la historia."¡Ha sido una jodida pelea increíble!", expresó Dana White, el presidente de la UFC.

 

Tras el sonido de la campana, Joanna Jedrzejczyk concedió una entrevista en la que se le veía el rostro muy afectado. Tanto ella como Zhang acabaron en el hospital después de la dura pelea.