Marco Melandri no ha tardado ni un día en rectificar tras decir, en una entrevista, que se contagió a propósito de COVID para tener el certificado por motivos de trabajo. El italiano, ex de MotoGP, dijo que para él "las vacunas no eran una alternativa".

Ahora, el transalpino ha dicho que todo era broma. "Era una frase irónica".

"Estoy de nuevo en el ojo del huracán. Hice un chiste, el de 'me contagio de COVID para tener el pase verde y es por necesidad'. Nunca iría a algún lugar con alguien a infectarme", dice.

Y prosigue: "No se lo recomendaría ni a mi peor enemigo. A estas alturas estoy en ello y siento si se han malinterpretado mis palabras".

Lo cierto es que, en sus declaraciones, también dijo que le costó bastante contagiarse, más que a gente vacunada, y que conocía a personas que se infectaban para no tener que ponerse la tercera dosis.

"Hay varias razones para no querer vacunarse. Es una vacuna nueva y diferente. Se pueden tener dudas. Quienes se contagian están más protegidos. Yo lo tuve, y ni me du cuenta", afirmó.

En Italia, las personas de más de 50 años que no se vacunen recibirán multas de 100 euros. Quienes traten de ir a trabajar sin vacuna tendrán sanciones de 600 a 1.500 euros.