Fernando Alonso no tuvo ni mucho menos su mejor comienzo de fin de semana en la Fórmula 1. El asturiano, en el GP de Estados Unidos, se encontró con no pocos problemas en la primera toma de contacto con la pista de Austin en dos sesiones de Libres cargadas de contratiempos.

Y es que a los cinco minutos de salir en los Libres 1 tuvo que detener el coche por un problema, tal y como le pidieron desde Alpine.

"Tuvimos un problema en los Libres 1 pero nuestros mecánicos lo arreglaron rápidamente. Pudimos rodar algo...", comentó.

Fernando sabe que la jornada fue complicada: "Este circuito es bastante exigente, con un asfalto bacheado. No ha sido el día más fácil para nosotros".

Lo peor, además, fue lo sucedido en los Libres 2, cuando perdió por completo el control de su coche y golpeó con la parte trasera del Alpine contra las protecciones.

"Me toqué con la barrera al final de la sesión. La verdad, es complicado saber dónde estamos en la tabla de tiempos", cuenta.

Para terminar, sentencia: "Tenemos trabajo que hacer. A ver qué podemos, pero espero que tengamos un día algo más tranquilo".

Te puede interesar

Fernando Alonso, bandera roja en los Libres 1: su Alpine le dejó tirado a los cinco minutos

Lo que no se vio del pique Verstappen - Hamilton en EEUU y que acabó en peineta e insultos

La peineta de Verstappen a Hamilton en los Libres 2 de EEUU: "¡Ja, estúpido idiota!"