Este fin de semana se celebra una nueva cita de MotoGP con el Gran Premio de Emilia-Romagna donde Peco Bagnaia ha logrado la pole y le ha complicado a Quartararo poder coronarse aquí como Campeón del Mundo.

Misano no está siendo nada fácil y es que tanto en MotoGP como en Moto 2 y 3 hemos vivido un sinfín de caídas tanto en los Libres como en la clasificación. Uno de los pilotos que ha sufrido una de estas caídas ha sido Marc Márquez, el catalán se ha ido al suelo en los FP4 y durante la clasificación, donde antes de acabar en la gravilla de nuevo había protagonizado una de sus famosas e inexplicables salvadas.

Y es que, en esa ocasión, el piloto había pisado el piano con el interior de la moto y ha estado a punto de salir despedido hacia delante pero ha logrado mantenerse encima de la moto y volver a recolocarse para continuar con la clasificación.

 

El catalán ha hablado para 'Dazn' tras la jornada de clasificación y ha confesado que normalmente solía disfrutar de esas salvadas cuando las hacía pero que esta vez no ha sido así ya que se ha hecho daño: "Ha sido una salvada que no he disfrutado. Normalmente las salvadas me gustaban, pero esta no la he disfrutado. Ha sido, entre comillas, suerte. No me ha gustado por el dolor posterior. Al menos hemos podido estar encima de la moto".

Márquez saldrá mañana sexto después de no haber podido terminar la jornada de clasificación al terminar en el suelo nuevamente.

 

Así pues, será Bagnaia quien salga primero por delante de Miller y Luca Marini. Quartararo, quien podría llegar a proclamarse campeón del mundo en este gran premio, saldrá desde su peor posición de salida desde que empezó la temporada, desde la decimoquinta posición.