Tan solo restan horas para que la temporada 2021 en Fórmula 1 dé su primer paso antes del inicio del Mundial el próximo 28 de marzo en el circuito de Sakhir (Baréin).

En el mismo escenario tendrán lugar los test de pretemporada este próximo fin de semana, entre el 12 y el 14 de marzo. Lo que antes sería una semana, y ahora es día y medio para cada piloto, será el termómetro para conocer, entre otros muchos aspectos, cómo está Fernando Alonso con el Alpine A521 y qué tal se encuentra tras su reciente operación.

Aparentemente recuperado tras sus últimas apariciones públicas, la escudería francesa ha confirmado que el asturiano se encuentra al 100% para estar presente en el emirato. Así lo han confirmado Laurent Rossi, Marcin Budkowski y Davide Brivio, hombres fuertes del equipo galo.

Rossi, CEO de Alpine, ha dado cuenta de la ambición del bicampeón, incluso después de sufrir un aparatoso accidente: "Fernando está muy bien, tuvo un mal incidente con la bicicleta pero hubo suerte y los daños no pasaron de la mandíbula. A pesar de la cirugía y los cuidados necesarios, Fernando está completamente operativo, y ha sido una sorpresa que se recupere tan pronto. Nos confirmó inmediatamente después del accidente que estaría en Bahréin y tenía razón, porque está absolutamente bien. Estamos deseando verle en el coche esta semana".

Paralelamente, Marcin Budkowski, director ejecutivo, ha señalado que, como también explicó Alonso, "no hubiera sido lo más eficiente que pilotara en el 'shakedown' de Silverstone, cuando lo que queríamos era una recuperación total, y más teniendo en cuenta las restricciones de viaje".

El que será su mano derecha en las carreras, el director de competición Davide Brivio, es el que más ilusionado se ha mostrado con trabajar con el ovetense: "Es emocionante ver a Fernando, un gran campeón extremadamente motivado. Lo veo cuando hablo con él, lo fuerte que es su deseo por volver. Si somos capaces de darle un buen coche, será capaz de luchar por una buena posición".

"¿Y si no? No creo que sea difícil trabajar con Fernando, parece una persona muy normal y muy motivada, con ganas de hacer todo lo necesario para extraer lo mejor del coche y del equipo", ha añadido Brivio.

A su vez, no ha dudado en incidir que Alonso no regresa a la Fórmula 1 como entretenimiento, sino para volver a ser competitivo: "No vuelve para pilotar, vuelve para lograr buenos resultados y satisfacción. Es exigente, pero necesitamos este tipo de pilotos para dar nuestro máximo. Esta actitud es bienvenida".

Sobre el número 1 entre Fernando Alonso y Esteban Ocon, el italiano se lava las manos y no apuesta por uno: "Una referencia como Fernando será muy útil para Esteban. Se respetarán y eso alzará el nivel del equipo".