No se cansa. Se llama Fernando Alonso y vive por los coches y para llevarlos al límite. Porque si el Toyota Hilux del Dakar le sabía a poco, ya tiene por delante el reto de probar otra máquina de la marca nipona.

Hoy en el autódromo de Buenos Aires se ha visto la primera imagen con el Toyota Corolla de Super TC2000: una máquina con un 4 cilindros turbo de 385 caballos capaz de alcanzar los 305 km/h.

 

Un coche con el que el piloto asturiano se está divirtiendo en estos instantes gracias a Toyota Gazoo Racing.