Unai Emery está cerca de comprar el Real Unión, equipo histórico del fútbol español que actualmente milita en 2ªB. El entrenador del Villarreal está en negociaciones con el presidente del club y mayor accionista del conjunto vasco, Ricardo García.

El ex del Arsenal y PSG pretende llevar a cabo un proyecto que devuelva al Real Unión al fútbol profesional. Además de un proyecto ambicioso, el entrenador del submarino amarillo pretende ser propietario de un club con el que guarda una gran relación sentimental a nivel familiar.

Tanto su padre como su abuelo jugaron en su día en el mítico club guipuzcoano que ganó cuatro Copas del Rey. Ambos familiares fueron porteros del Real Unión. Su abuelo en la década de los 20 y su padre entre 1957 y 1959.

Si la compra finalmente se produce, Emery delegaría las funciones del club en su hermano, el periodista Igor Emery, persona de confianza del técnico de Hondarrubia y conocedor del fútbol base de la zona.