Iker Casillas y sus encuestas -una de ellas fallida- tuvieron su parte de protagonismo en las elecciones generales del 10 de noviembre en España. El portero preguntó a sus seguidores por el resultado de las mismas, dejando varias conclusiones.

Cerca de 120.000 votantes mostraron sus preferencias políticas, con una formación como clara ganadora. Vox, partido liderado por Santiago Abascal, fue el gran protagonista de la noche, aumentando su representación en el Congreso de los Diputados hasta los 52 escaños.

 

También fue el partido que se impuso en esta encuesta lanzada por el portero, alcanzando casi la mitad de los votos (44%). En segunda posición de la encuesta de Casillas quedó la dupla formada por PSOE y Unidas Podemos, con un 35% de los votos.

En tercer puesto quedaría el PP, con un 13% de los votos, mientras que el último puesto, reflejando su nefasta noche en las urnas, quedó Ciudadanos, sumando un 8% de los votos en esta encuesta del portero.