El Real Madrid se fue de Vigo con victoria ante el Celta. Con victoria, y con polémica, pues tres penaltis pitaron a favor de los blancos en Balaídos. Por 1-2 ganaron, al fallar Benzema la segunda de las penas máximas, y tras el envite Iago Aspas dejó un recadito tremendo para González Fuertes, árbitro del encuentro.

"Le ha faltado pitar uno para tirarlo él. Parece que buscaba que Benzema se fuese con un 'hat trick", comentó a los micrófonos presentes en el verde celeste.

Y es que, para Aspas, de los tres penaltis uno no fue y otros dos... son dudosos.

"Los dos primeros fueron penaltitos, pero han sido. El último, desde mi punto de vista, no ha sido", dice.

El gallego explica por qué cree que no ha sido: "Va Mendy en carrera hacia adelante, da un toque para un lado y arrolla a nuestro defensa. Al final es falta nuestra".

No fueron las únicas acciones que enfadaron al Celta, pues los celestes vieron cómo se les anulaba un gol de Thiago precisamente por fuera de juego de Iago Aspas. El celeste no toca la bola, pero el árbitro interpreta que interfiere en la acción al no dejar que Alaba despeje.

"Noté que estaba en fuera de juego, pero seguí la jugada por si el balón no entra y puedo empujarla por si no estoy en fuera de juego. Ojos en la espalda no tengo. Le digo que si Alaba toca el balón y luego le doy yo, es gol. Sería como lo de Eric García... pero él me decía que no. Son discusiones que no sirven de nada", sentencia.