Pocas personas sacarían a Leo Messi de un calentamiento previo a un partido de Champions League. Pues bien, el argentino no pudo evitar correr hacia la banda cuando vio a su amigo y excompañero Ronaldinho sobre el verde del Parque de los Príncipes.

El brasileño fue el invitado del lujo del conjunto parisino en el partido que enfrentó a los de Mauricio Pochettino contra el Leipzig alemán (3-2).

Ambos se fundieron en un caluroso abrazo que no tardó en hacerse viral y que ha emocionado al mundo del fútbol, pero sobre todo a los culés más nostálgicos.

 

Messi y Ronaldinho coincidieron en el FC Barcelona cuando el astro brasileño era el mejor del mundo y el argentino una joya aún por pulir.

Leo cogió el testigo de 'Dinho' cuando el '10' cambió Barcelona por Milán tras la llegada de Pep Guardiola al banquillo azulgrana... y el resto es historia.