La Policía de Los Ángeles se preparó para arrestar a Will Smith después de que abofeteara al humorista Chris Rock en los Óscar, según el productor de la ceremonia, Will Packer.

En un adelanto de su entrevista con el programa Good Morning America, que se emitirá este viernes al completo, el productor aseguró que agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) se personaron en el teatro Dolby y consultaron a Rock si quería presentar cargos contra Smith.

"Ellos dijeron 'vamos a por él. Estamos preparados, estamos preparados para arrestarlo ahora. Puedes presentar cargos'", dijo el productor. Según Packer, mientras los agentes detallaban las opciones, Rock, también presente en la conversación, insistió en que no quería tomar ninguna acción. "Hasta que llegó un punto en que dije, 'Rock, deja que terminen'", sostuvo.

Pero al parecer, el humorista insistió en que no quería que hicieran nada y el productor tampoco interactuó con Smith. Esta declaración contradice un comunicado en el que la Academia de Hollywood aclaró que pidió a Smith que abandonase la ceremonia tras el incidente pero él se negó, aunque admitió que "podría haber gestionado la situación de otra manera".

Tal afirmación ha sido cuestionada por algunos trabajadores de la gala, entrevistados por la revista Variety, que afirman que se barajó esa opción pero nunca se llegó a proponer la salida del actor.

Smith tiene 15 días para enviar una declaración escrita sobre su conducta

La Academia de Hollywood invitó este miércoles al actor Will Smith a enviar una declaración escrita sobre su conducta en la gala de los Óscar del domingo. El actor tiene 15 días para enviar esa declaración antes de que el 18 de abril la Academia "tome cualquier medida disciplinaria", que podría ser la "suspensión, expulsión o cualquier otra sanción permitida en los estatutos".

Una de las presentadoras de la gala, Wanda Sykes, afeó en el programa de Ellen DeGeneres la permisividad de la Academia con el actor. "Asaltas a alguien, te escoltan fuera del edificio y eso es todo. Pero que lo dejaran continuar... pensé que era asqueroso", dijo Sykes, que luego tuvo que subir al escenario para continuar con la conducción de la ceremonia.

Asimismo, la presentadora consideró que el hecho de que dejasen que Smith disfrutara del resto de la gala y aceptara el Óscar mandó "el mensaje incorrecto" a los espectadores.

La Academia también ha elevado el tono en su último comunicado, que califica la acción de Smith como un hecho "traumático y profundamente impactante de presenciar en persona y por televisión". Asimismo, ha pedido disculpas a Rock agradeciendo "su resiliencia en el escenario". "También nos disculpamos con nuestros nominados, invitados y espectadores por lo que ocurrió durante lo que debería haber sido un evento de celebración", añadió. "Las cosas se desarrollaron de una manera que no podríamos haber anticipado", justificó la organización.