Muy pocos conocen a Cristina Zubillaga pero, sin saber su nombre, muchos han conocido su historia a través de la canción '19 días y 500 noches' de Joaquín Sabina. Esta exmodelo ha hablado por primera vez de su relación con el cantante en una entrevista del documental 'Pongamos que hablo de Sabina', estrenado en ATRESplayer PREMIUM y conducido por Iñaki López.

Zubillaga ha explicado cómo conoció a Sabina a finales de los 80 durante una noche de fiesta en la antigua sala Amnesia de Madrid. "Yo era un poco loquita de noche, me perdía de mis amigas y en una de esas aparecí sola en Amnesia y estaba sola en un rincón tomando una copa. Vi a Joaquín y se acercó porque yo creo que le acosé un poco mirándole y me dijo '¿quieres tomar una copa?'. Le dije que sí y así siguió todo", explica.

Ese día empezó la historia que posteriormente quedaría plasmada en la memoria de todos los españoles a través de la mítica canción de Sabina. Zubillaga asegura que no solo le gustó la parte sexual del cantante sino su caballerosidad: "Pero a mí lo que me gustó, aparte de eso, es que a pesar de todo hubo sus tiempos, su historia. Yo dije 'mira qué hombre. Le escuchaba y decía qué majo, cómo habla'".

La exmodelo también relata que llegó a detestar la vida que llevaba el cantante, con fiestas infinitas y con visitas y verbenas interminables en su casa. "Era muy desagradable. Allí me encontré de todo. Quería matar a Joaquín. Me levantaba y me encontraba a gente en la casa. ¡Que era mi casa! Yo salía en camisón. Menos mal que siempre he sido muy presumida e iba muy arregladita", señala.

Ella, cansada de la vida que llevaba decidió marcharse a su tierra, Mallorca, pero se vio obligada a regresar cuando se enteró de que Sabina había sufrido un ictus. "Me daba igual todo. Me presenté allí, me puse a los pies de la cama. Estaba la madre de sus hijas y Jimena, y dije 'aquí estoy yo, me dais igual todas'".

La ruptura de la pareja fue lo que llevó al artista a componer '19 días y 500 noches'. "Me dijo 'mira Zubi lo que escrito' y me la cantó. Para mi hay otras canciones que me han marcado más", explica, asegurando que sí se reconocía en esa letra: "Me reconozco en 'la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta'. Se pasa un poquito mal, porque me abandonó como abandona él 'los zapatos viejos'. Era exagerado, no soy tan mala. Él lo pasó muy mal y yo también lo pasé muy mal".

A pesar de ello asegura que se toma la canción como un "homenaje" y no como una venganza: "Nos hemos reido juntos leyendo sus letras. Por un verso matas, yo lo entiendo y me río, sabiendo cómo me quiere".

Cristina explica en esa entrevista que después de la canción volvieron "varias veces": "Lo intentábamos, estábamos juntos. Lo intentamos mucho". Finalmente la relación terminó.

Este es uno de los primeros testimonios del documental 'Pongamos que hablo de Sabina', que ya ha estrenado su primer capítulo en ATRESplayer PREMIUM. En las próximas dos entregas, que se estrenarán en los sucesivos domingos, podremos ver la intervención de políticos y demás personalidades tratando de aportar más luz en torno a la figura de Joaquín Sabina.