La Unión Europea de Radiodifusión, entidad encargada de organizar Eurovisión, ha difundido un comunicado en el que dice que el cantante de la banda Måneskin, Damiano David, ha dado negativo en un test de drogas. Europa zanja así la polémica protagonizada por el representante de Italia en el festival de música, a quien se vio realizando un gesto que hacía sospechar que estaba consumiendo algún tipo de droga.

"Tras las denuncias de consumo de drogas en la Green Room de la Gran Final del Festival de la Canción de Eurovisión el sábado 22 de mayo, la Unión Europea de Radiodifusión (UER), según lo solicitado por la delegación italiana, ha llevado a cabo una revisión exhaustiva de los hechos, incluida la comprobación de todas las imágenes disponibles. El cantante principal de la banda Måneskin también realizó voluntariamente una prueba de drogas hoy, que arrojó un resultado negativo comprobado por la UER".

Así se ha expresado la UER en dicho comunicado poco después de que el propio Damiano, líder del grupo musical, pidiera someterse a un test de este tipo tras hacerse virales las polémicas imágenes. Fue el momento más comentado de Eurovisión. En medio de las votaciones, se observaba al protagonista inclinándose sobre la mesa en un gesto que provocó una auténtica ola de comentarios en redes sociales y que acabó llegando a la propia banda.

Damiano no tardó en negar las acusaciones, expresándose de forma contundente contra el consumo de cocaína: "Estamos muy indignados y ofendidos porque es algo que está fuera de la música". En contraposición, aseguró que se había agachado porque había un vaso roto y estaba recogiendo los cristales. La UER ya confirmó que había restos de cristal en dicha zona.

En ese mismo momento, el cantante pidió en redes que se le sometiera a un control de drogas, una acción apoyada por el resto de integantes de la banda y que acabó realizando la entidad para acalar lo sucedido. Sabiendo ya el resultado, Italia, que venció en el festival de Eurovisión, se queda como ganadora; no ha cambios.