Netflix podría estar valorando la posibilidad de impedir, en el futuro, el uso de las cuentas compartidas entre varios usuarios. Así, al menos, lo han expuesto varios usuarios de redes sociales que han advertido de que a la hora de iniciar sesión en la popular plataforma de 'streaming' aparece el siguiente mensaje: "Si no vives con el propietario de la cuenta, necesitas tu propia cuenta para seguir viendo contenido". De este modo, Netflix podría estar optando por un cambio en su modelo de consumo y exigir a sus clientes verificar que son los propietarios de la cuenta.

 

Aunque todavía no se ha dado ninguna respuesta oficial por parte de la empresa, ya hay personas que han compartido capturas del mensaje mencionado anteriormente, en el que la plataforma les pide verificar la propiedad de la cuenta a través de un código enviado al correo electrónico o al número de teléfono asociado a dicha cuenta. Según han apuntado en el portal 'Gamma Wire', donde se ha advertido de esta situación, la cantidad de usuarios afectados "parece ser relativamente pequeña" de momento.

En este sentido, varios de los usuarios que se han visto frente a esta situación también han reconocido que, cuando les salió dicho mensaje, optaron por pulsar la opción 'verificar más tarde' y, según han manifestado, no han vuelto a recibir una notificación similar. En cualquier caso, esto podría suponer el inicio de nuevos cambios en el modelo de servicios que hasta ahora estaba permitiendo Netflix, en el que varios usuarios, hasta cinco, podían compartir una misma cuenta pagando la cuota más alta de las ofreciadas por la empresa de 'streaming'.

Un modelo que el mismo director ejecutivo de Netflix apoyaba sin lugar a duda años atrás, cuando aseguraba que a la empresa le "encantaba" que la gente compartiera cuenta: "Ya sean dos personas en un sofá o diez, es algo positivo, no negativo". No obstante, la incorporación de este mecanismo de autentificación también podría conllevar cambios a la hora de plantear nuevas ofertas para permitir el acceso a su servicio a personas que no se pueden permitir pagar una cuota de suscripción mensual o anual de forma individual como la que se propone actualmente.

Porque, tanto en lo relativo a la verificación de la propiedad de la cuenta, que podría ser un mero control de seguridad, como en lo referido a estas nuevas ofertas, no hay nada confirmado. Se tratan de hipótesis. Las limitaciones que podría aplicar Netflix de cara al futuro no son nuevas. Otros servicios de 'streaming' como Spotify llevan ya un tiempo impidiendo a los usuarios compartir cuentas premium -sin publicidad ni límites de reproducción- si no viven en la misma unidad familiar.