Las estafas por internet ya superan el 90% de los delitos conocidos, según estadísticas del Ministerio del Interior. Además, no dejan de aumentar. Este tipo de delitos cada vez tienen más peso y generan una sensación de vulnerabilidad e impunidad en la ciudadanía, según fuentes de la Guardia Civil.

En algunos casos son redes de delincuencia organizada que ponen a la venta productos inexistentes a precios ventajosos para estafar a los usuarios. En otros limitan la apariencia de páginas webs conocidas, haciéndose pasar por estas compañías para quedarse con tus datos o con tu dinero.

Por ello desde la Guardia Civil proporcionan las siguientes recomendaciones para evitar este tipo de fraudes en los que los delincuentes pueden sustraer datos personales y cuantías económicas.

Recomendaciones de la Guardia Civil para que no te estafen en internet

Utilizar páginas web seguras para realizar compras. En este sentido pueden realizarse varias comprobaciones básicas para saber si una web es de confianza:

- Usar páginas que empiecen por "https:" con la letra 's' incluida.

- Si los precios son mucho más bajos que los precios reales, podría ser un indicio que estamos ante una posible compra no segura.

- Las empresas según la normativa tienen la obligación de mostrar los datos reales y físicos de Titular, NIF/CIF y Domicilio fiscal.

- Efectuar búsquedas de comentarios o reseñas acerca de páginas web presuntamente fraudulentas.

- Prestar especial atención a las páginas web que aparecen en los primeros puestos de búsqueda con la etiqueta de "anuncio".

Cuando la estafa ya se ha producido, denuncia

Si has sido víctima de una estafa, es muy importante comunicar el hecho a la entidad bancaria desde la que se ha realizado el pago y denunciar el caso en dependencias policiales. Para ambas gestiones el tiempo es fundamental, por ello cuanto antes lo denuncies, antes podrán ayudarte a intentar resolver el fraude o bloquear el pago desde la entidad bancaria.

En caso de necesitar asesoramiento, o tener la sospecha de haber sido víctima de un delito relacionado con la navegación por internet en cualquier de sus posibilidades, también se puede contactar en el correo electrónico ciberestafas@guardiacivil.es.