Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Además de sufrir averías

La gigantesca multa que nos puede acarrear ser tacaños con el depósito de nuestro coche

Seguramente en alguna ocasión has apurado el depósito de tu coche dejando que llegue a la reserva, pues lo cierto es que puede implicar multas de hasta 3.000 euros.

Publicidad

Siendo sinceros a todos nos resulta satisfactorio ahorrar dinero y evitar algunos euros de más en ciertos pagos. Sin embargo, también es verdad que, en muchas ocasiones, lo barato -o en este caso ser algo tacaño- sale caro, y no podría ser más cierto en el caso que hoy os exponemos. Y es que seguro que en alguna ocasión has apurado unos cuantos kilómetros el depósito de tu coche, incluso llegando a la reserva. Pues bien, si decides jugártela de tal manera y te quedas tirado sin combustible en mitad de la carretera puede costarte hasta 3.000 euros de multa.

A fin de cuentas, la situación que se podría dar en caso de llegar al punto de quedarnos sin gasolina no solo puede ser catastrófica para nosotros mismos, sino también para otros usuarios de la vía. Es por ello que se contempla como una actitud imprudente a los mandos de un vehículo e implica su correspondiente sanción, pero vamos a conocer los detalles.

Debemos pensar que quedarnos sin gasolina, en la mayoría de los casos, es por nuestra culpa al apurar el depósito más de lo recomendable. Además, es que sin combustible en el depósito no nos va a quedar más remedio que empujar el coche hasta una zona que no dificulte el tránsito de tráfico o genere situaciones de peligro, o bien dejar que la propia inercia el coche llegue, aunque no es nada recomendable.

La ley lo contempla como una situación de riesgo, ya que perdemos gran parte del control del coche y, de entorpecer el tráfico, podemos generar accidentes. De no tratarse de una avería sino de una irresponsabilidad en la mayoría de los casos, la multa que podemos contemplar en caso de quedarnos sin gasolina en mitad de la carretera es de 200 euros, pero hay más.

Si decidimos abandonar el vehículo en la carretera e ir a la gasolinera más cercana para comprar gasolina en garrafa, la multa puede ascender notoriamente. Y es que nos pueden poner una sanción de 3.000 euros por dejar el coche en mitad de la vía sin nadie a bordo y por transportar líquidos inflamables en un depósito que no es el adecuado.

Publicidad