Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Ahorrar en combustible es posible, y hasta recomendable

Combustibles por las nubes: ¿Merece la pena pasarnos a la gasolina Low Cost?

Con el precio del diésel y la gasolina por las nubes, analizamos si merece la pena repostar en gasolineras Low Cost.

Publicidad

El precio de los combustibles está por las nubes y el verano de 2021 será uno de los periodos en los que más tendremos que pagar por llenar nuestro depósito. Por esta razón, ahora más que nunca es importante buscar fórmulas para ahorrar en cada visita a la gasolinera, pues pagar más no siempre significa acceder a un mejor producto. Por ello: ¿es el momento de pasarnos a la gasolina Low Cost?

Cuando hablamos de gasolineras Low Cost, no solo hablamos de las estaciones de servicio que buscan competir con las grandes petroleras, sino también aquellas gasolineras de supermercado que ofrecen atractivos descuentos a sus clientes. Todo ahorro es bien recibido, aunque bien es cierto que como conductores nos tocará echar números para ver si realmente nos compensa desviarnos hacia esa estación de servicio más barata, pues salvo contadas excepciones, las diferencias de precio no suelen ser demasiado grandes.

Los miedos sobre el combustible más barato siguen estando ahí, miedos que hablan de una gasolina o diésel de peor calidad, con menor cantidad de aditivos e incluso adulterado. La realidad es bien diferente, pues todos los combustibles que se suministran en las gasolineras españolas se rigen por las mismas normativas en cuanto a calidad y composición. De hecho su suministro a nivel nacional se realiza, prácticamente en exclusiva, a través de CLH teniendo a Repsol, BP y Cepsa como los proveedores del combustible en origen para todas las estaciones de servicio en España.

¿Dónde está la diferencia realmente?

Si tenemos en cuenta que el mismo combustible llega a todas las gasolineras españolas, la única diferencia real entre lo que repostamos en una gasolinera Low Cost y una que pertenece a una gran petrolera, está en los aditivos. Según las petroleras, a la hora de repostar en sus gasolineras, nos beneficiamos de combustibles que han sido mejorados incluyendo aditivos que prometen un menor consumo de combustible, mayor rendimiento y mejor limpieza de nuestro motor.

De hecho, esta diferencia basada en aditivos también la encontramos entre el combustible normal y el denominado premium, entendiéndose el mejor y más caro como una mejor opción para nuestro motor. Dicho esto, lo cierto es que no existen estudios concluyentes en donde se demuestre que un combustible de gasolinera Low Cost o de supermercado, es peor que el de cualquier otra gasolinera.

Publicidad