Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PARA EVITAR MALES MAYORES

El consejo de la DGT para aquellos que conducen con gafas o lentillas

Podríamos evitar graves accidentes.

Publicidad

No es mentira eso que se dice acerca de tener todos los sentidos puestos en la conducción, especialmente para viajar con seguridad y ofrecer una actitud responsable. Dentro de todos los sentidos cabe mencionar especialmente la vista, fundamental a la hora de conducir y, por ende, necesario cuidarla. Así, la DGT ofrece una serie de consejos si conducimos con gafas o lentillas y que pueden marcar una importante diferencia. VER VÍDEO.

Y es que, al fin de cuentas, tener un problema de vista a la hora de conducir puede suponer graves inconvenientes. Por ello, usar gafas o lentillas mientras estamos a los mandos de un coche es fundamental, además de tener en cuenta una serie de pautas que nos ayudarán a no solo evitar distracciones, sino también mejorar nuestra visión cuando conducimos.

Concretamente, y según el informe de “La Visión en España 2020”, un 79,5% de los mayores de 18 años padecen problemas de visión. Esto se traduce en un alto porcentaje de conductores que necesitan gafas en mayor o menor medida, lo que puede derivar en problemas de visibilidad cuando estos abordan la carretera.

Con esta premisa, la Dirección General de Tráfico pone en juego una serie de consejos fundamentales. El primero y el más obvio es conducir siempre con las gafas o lentillas puestas en caso de padecer cualquier problema de visión por mínimo que resulte, ya que nos permitirá distinguir mejor lo que sucede en la carretera.

Si tenemos problemas de visión de cerca, es aconsejable recurrir a unas gafas progresivas para poder apreciar bien la información del cuadro de instrumentos. También es recomendable hacernos con unas gafas de sol graduadas, para poder disminuir la incidencia solar y seguir viendo bien a la hora de conducir.

Si conducir de noche nos dificulta mucho apreciar lo que sucede en la carretera con claridad pese a usar gafas o lentillas, es mejor parar a descansar o planificar la ruta de otra manera para evitar conducir de noche. A su vez, cuando conducimos a alta velocidad el campo de visión se estrecha, por lo que debemos reducirla en caso de que sintamos que nuestra capacidad de visión se reduce. Si tomamos algún medicamento o el propio médico nos dilata las pupilas, debemos atenernos a las consecuencias y no conducir, así como recurrir a rutas conocidas y con poco tráfico.

Te puede interesar: Todas las enfermedades que suponen una multa si la DGT te pilla conduciendo

Publicidad