Admitámoslo, cuando unos muebles de madera están bien cuidados, se nota. Tanto si se trata de muebles de madera viejos como nuevos. Cada acabado necesita unos mimos diferentes para verse espectaculares por durante más tiempo.

Saber cómo limpiar los muebles de madera es fundamental para mantener su belleza. No hace falta comprar limpiadores caros, lo cierto es que en un viaje a la cocina encontrarás todo lo que necesitas. ¿Te sorprende? Sigue leyendo y te lo explicamos.

Recuerda que lo recomendable es limpiar los derrames de comida o bebida que pueda haber sobre los muebles de madera inmediatamente. El líquido puede acabar dejando manchas, haciendo que la madera se oscurezca e incluso se deforme.

Además de la limpieza habitual, cada cierto tiempo será necesario hacer una limpieza en profundidad del mueble de madera. Veamos cómo hacerlo.

Limpieza habitual de muebles de madera

1. Limpiar el polvo. Utiliza un paño de microfibra húmedo o un plumero electrostático desechable para eliminar el polvo. Recuerda limpiar las superficies de arriba abajo y no olvides las partes pequeñas y las patas. Después de quitar el polvo, utiliza un paño suave de algodón para sacar brillo y eliminar las manchas.

2. Cómo limpiar líquidos derramados. Limpia lo más rápido que puedas con una servilleta de papel o un paño suave. Si se ha quedado una mancha pegajosa en la superficie del mueble de madera, entonces pasa una bayeta húmeda y asegúrate de que lo dejas todo seco después. Un paño de algodón o de microfibra seco servirá para dejar la madera con brillo.

3. Limpiar muebles de madera sucios. Cuando los muebles que han estado almacenados o cuya limpieza habitual ha sido descuidada, no queda otro remedio que aplicarse un poco más. Una posible solución es mezclar una cucharadita de jabón para el lavavajillas en dos litros de agua y usarlo para limpiar el mueble de madera con una esponja o un paño suave.

Cómo limpiar muebles de madera barnizados

Hablando de mezclas, en el caso de un mueble de madera natural barnizado, la mejor manera de eliminar la suciedad también es mezclando. En este caso, para limpiar la madera barnizada os proponemos dos opciones.

1. Aceite de linaza y alcohol isopropílico:

- Quita el polvo con un paño

- Mezcla la misma proporción de aceite de linaza y de alcohol isopropílico -el que os recomendamos también para las pantallas- y limpia el mueble con un paño húmedo. Si lo deseas, puedes añadir glicerina a la mezcla para dejar la superficie más brillante y protegida.

- Tienes que dejar actuar la mezcla durante unos diez minutos y después eliminar los restos y sacar brillo con un paño de algodón.

2. Aceite de oliva y vinagre:

- Como en el caso anterior, mezcla igual cantidad de aceite de oliva y vinagre.

- Limpia el mueble con un paño suave humedecido en esta mezcla haciendo movimientos circulares.

- Deja actuar 30 minutos antes de frotar con otro trapo seco para sacar brillo.

Trucos caseros para limpiar muebles de madera

A la hora de hacer limpieza en profundidad, podemos usar estas técnicas para eliminar la suciedad y a la vez darle una nueva vida a la madera.

1. Limpiar muebles de madera con té negro. Se trata de usar los taninos del té para cortar la acumulación de cera en la madera. La manera de hacerlo es muy sencilla: solo tienes que preparar dos tazas de té negro y una vez que esté frío, empapar un paño suave en la solución y escurrirlo. Tienes que limpiar desde la parte de arriba del mueble hacia abajo y siempre hacerlo en dirección de la veta de la madera si está visible. Repite esta operación hasta que el mueble esté limpio y seca con un paño limpio y seco.

2. Quitar marcas de vasos. Hay dos métodos para quitar este tipo de manchas que son muy habituales.

- Pon un poco de aceite de oliva o mayonesa en la zona afectada y déjalo reposar alrededor de una hora. Saca brillo con un paño seco.

- Frota con un paño con un poco de pasta de dientes sin gel hasta que desaparezca. Retira los restos de pasta de dientes con un paño húmedo y saca brillo con otro paño suave y seco.

3. Limpiar muebles de madera con moho. Si puedes sacar el mueble en cuestión a la calle para evitar que el moho se esparza por la casa mientras lo limpias. Si se trata de moho seco, la mejor opción es usar el accesorio de polvo/tapicería de la aspiradora. A continuación, recurre a alguno de los métodos mencionados para limpiar la madera en profundidad y restaurar el acabado de la madera.