Sara Benayad, vecina de la Cañada Real, cuenta en laSexta Columna cómo su hijo, Faruk, acabó ingresado en el hospital por las bajas temperaturas: "A las cuatro de la mañana él se despertó llorando porque no podía respirar. Como no podía verle, encendí la linterna del móvil y comprobé que tenía la cara morada. Me dijeron que cogió aire frío en los pulmones, le pusieron aerosoles, suero y se quedó ingresado esa noche en el hospital por frío".

Sabai y Yaser Benayad son hermanos de Sara y a sus 10 y 13 años tienen que combatir el frío y luchar para sacar adelante sus estudios. Se ven obligados a hacer rápidamente los deberes al volver del colegio antes de que anochezca. Aunque lo intentan, seguir el ritmo de sus compañeros es complicado para ellos.

Además, laSexta Columna habla con Luz Divina Herrera, también vecina de la Cañada Real, que explica que quienes viven allí tienen los mismos derechos que cualquiera.

"No somos todos iguales. También hay droga en el centro de Madrid, en Vallecas y en barrio de Salamanca. Cuando dices que vives en la Cañada Real se asustan y se piensan que somos bichos, pero no lo somos, somos personas como los demás. Mi hija ha tenido que poner en los currículums que vive en Vallecas porque si ponía que vivía aquí, se los rompían", sostiene, como muestra el vídeo que se incluye a continuación.