UN REPASO POR LOS MEJORES MOMENTOS DEL PROGRAMA

UN REPASO POR LOS MEJORES MOMENTOS DEL PROGRAMA

"Por fuera parece un bar, por dentro un local de copas y pretende ser un restaurante", así se enfrentó Alberto Chicote los problemas en 'El Gran Café'

El chef de Pesadilla en la cocina visitó 'El Gran Café' para ayudar a sus encargadas a gestionar el restaurante antes de que se fuera a la ruina. Un dueño ausente, dos encargadas sin buena comunicación, una cocina minúscula y un solo chef con poca experiencia fueron los grandes problemas a los que tuvo que hacer frente Alberto Chicote.

El chef Alberto Chicote probó los platos de 'El Gran Café': croquetas caseras, hamburguesa, solomillo ibérico, contramuslos de pollo y una ensalada César donde el pollo sabe a "viejuno" y la salsa es de bote. Para su sorpresa las croquetas caseras estaban buenas.

Ante la situación, Teresa, la encargada del nuevo restaurante que intentaba reflotar Alberto Chicote, pidió al cocinero "que se ponga las pilas" en la cocina porque le han llamado la atención. "Cogéis y os vais a vuestra casa con su mujer y sus hijos y a tomar por saco", espetó la mujer.

Toca echar un vistazo a la cocina, momento en el que Alberto Chicote conoció al cocinero Florín que le confesó que aprendió de otra empleada y "a través de tutoriales de Internet". Uno de los momentos más tensos ocurrió cuando el chef tomó las salsas que le llamaron la atención.

Para colmo, Alberto Chicote descubrió que Florin apenas sabía identificar los tipos de salsas que tenía en su cocina y Eva, la encargada de la tarde, en vez de hacer su trabajo, ejercía de camarera detrás de una barra.

Para arrojar un poco de luz a la situación, Alberto Chicote brindó a Florín su primera autética clase de cocina, preparando unos sencillos y originales nuggets de pollo para servir en El Gran Café.

Ya con el servicio en marcha, Teresa tardó poco en perder los nervios con Florín y decidió saltarse el organigrama marcado por Juanjo, mandando a Alina a la cocina. "¿Le ponemos una solución o le pegamos fuego?", preguntó Alberto Chicote a las encargadas ante la desorganización.

Después de una semana intentando que Eva y Teresa se comunicaran sin conseguir resultados, Alberto Chicote tomó un último y arriesgado intento antes de dar el caso por perdido.

Mejorada la relación entre encargadas, el equipo de reformas de Pesadilla en la cocina instaló un sistema en 'El Gran Café' que lo convierte en uno de los más modernos e innovadores de la zona.

laSexta.com | Madrid | 15/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.