El politólogo Mohamed Mustafa, que es también vecino de Ceuta, ha rebatido las declaraciones del presidente de la ciudad autónoma que ha calificado de "invasión" la crisis diplomática que ha hecho que miles de personas crucen a nado al país desde Marruecos. "Lo que se ha producido es una de las mayores crisis diplomáticas entre nuestro país y Marruecos con una derivada clara, una crisis humanitaria sin precedentes, instrumentalizada por Marruecos", ha especificado en una entreviste en Más Vale Tarde.

En este contexto, ha resaltado que no podemos hablar de invasión porque esos términos belicistas "no hacen ningún trabajo para intentar solventar esta situación". Y también porque es una manera de comprar el discurso de Vox, apunta el experto: "Hablar de invasión es hacerle juego a la extrema derecha, que es el único partido político que se ha salido del consenso en Ceuta en torno a la unidad de todas las fuerzas políticas e institucionales para solventar la crisis".

Mustafa también ha hablado del "miedo" que, dice, siente la ciudadanía. Por ello, pide mensajes "claros, contundentes y racionales, y hablar de invasión es situar a Ceuta en un espacio de conflicto bélico y la situación no es así", apunta.

Por otro lado, ha lamentado que solo se habla de Ceuta ante este tipo de situaciones, y ha puesto de relieve otros problemas: "Ceuta dispone de los peores indicadores sociales, no a nivel estatal, sino europeo. Tenemos una de las tasas de paro juvenil, de paro general, de fracaso escolar y de pobreza más altos de nuestro país y de Europa. Sin embargo, los políticos solo han mirado a Ceuta en una cuestión de necesidad, para negociar tratados y circunstancias internacionales", ha defendido.