El contrato para la Supercopa que la Federación Española de Fútbol(RFEF) firmó con Arabia Saudí supuso pasar de cobrar 120.000 euros a 40 millones al año, que se reparten también entre el fútbol base y "el fútbol más débil". Sin embargo, el contacto ha ocasionado cierta polémica, pues el régimen del país de Oriente Medio no se caracteriza por el respeto a los derechos humanos, especialmente a los derechos de las mujeres. Pero Luis Rubiales, presidente de la Federación, defiende en Al Rojo Vivo que "gracias a nosotros la condición de la mujer ha mejorado en el mundo del fútbol".

"No había liga femenina y ahora la hay, el público ahora entra en igualdad (a los estadios)", ha insistido Rubiales. Tras asegurar que "hay muchas cosas" en ese país que no puede defender y con las que está en contra, considera que "ante un régimen así se puede actuar dando la espalda o intentar ir con el futbol y el turismo y conseguir que poco a poco las cosas cambien", algo que Rubiales cree que se logra con el contrato de la Supercopa, a pesar de reconocer que la RFEF "no es la ONU".

Así, aunque reconoce que "se va allí por el dinero", dice. "Pero con este contrato, la condición de la mujer allí no empeora, seguro". Añade además que se está cumpliendo con lo que el comité ético de la Federación ha pedido, y "están vigilantes". "Tenemos que hacerlo y lo hacemos encantados", ha dicho, refiriéndose a la formación que estarían dando a directivos y directivas, entrenadores y entrenadoras y colegiados y colegiadas.