Una nueva colada fluye por la isla de La Palma. Dos nuevas bocas eruptivas se han abierto en la noche de este jueves en la cara norte del cono del volcán de Cumbre Vieja y ha generado una nueva colada. Además, la colada principal se ha desbordado en su camino al mar hacia una zona más cercana al puerto de Tazacorte por la enorme cantidad de material magmático y la fluidez que había adquirido.

El Pevolca ha ordenado el confinamiento de varias zonas de Los Llanos de Adriane y El Paso en la noche de este viernes a consecuencia de las condiciones meteorológicas que rodean la zona, dado que existe una inversión térmica que impide la dispersión de gases y los mantiene en cotas bajas de la atmósfera. Se suman así a los otros cuatro núcleos urbanos ya confinados.

A sólo unos metros de estas las bocas del volcán, un equipo del GIETMA de la UME y el Instituto Geológico y Minero de España, ha grabado unas imágenes impresionantes que puedes ver aquí. Así con esta nueva actividad eruptiva, en estos momentos hay dos coladas (la principal con una lengua sur) y la colada norte (la nueva que ha surgido esta noche).

Además, las cinco bocas activas siguen mostrando comportamientos diferentes, con tres de ellas que preocupan: una de ellas que sigue siendo estromboliana (explosiva) y otras dos hawaianas.

Este volcán ya lleva emitidos 80 millones de metros cúbicos de magma, lo que supone el doble de lo que emitió el Teneguía (40 millones). Así, la lava ha ampliado su superficie de destrucción y según los últimos datos ya se extiende por 358 hectáreas, destruyendo totalmente 870 edificaciones y quemando una zona de invernaderos y plataneras. Además, la ceniza ocupa ya 3.172 ha de la isla.

Paralelamente, la lava continúa llegando al mar en cascada en el camino que se ha abierto por la costa de Tazacorte. Allí, la isla baja que se ha formado ya alcanza un extensión superior a las 28 hectáreas.

Este avance podría suponer una amenaza a más de 2.500 vecinos, pero los expertos consultados por laSexta coinciden en hacer un llamamiento a la calma dado que no se puede aventurar la trayectoria de la lava a medio plazo.

Ahora mismo, la nueva plataforma volcánica tiene un ancho de unos 580 metros y ha ganado unos 475 metros de terreno al mar. Su altura es de unos 50 metros y está sumergida unos 30 metros.

 

Piden "máxima precaución" a los palmeros

La nube tóxica que se genera al contacto de la lava con el mar sigue estando muy presente en las mentes de los palmeros y de las autoridades. Estas últimas piden "máxima precaución" a la población. Más de 4.600 vecinos de la costa de Tazacorte están confinados en sus casas. Y al resto se les recuerda la importancia de mantener la distancia a las zonas de exclusión, tanto de las bocas activas como de las zonas de contacto con el mar.

Mientras, se siguen realizando mediciones de la calidad del aire, que por ahora son tranquilizadoras.

No obstante, los expertos consultados por laSexta, explican que ese mayor aporte de lava desde uno de los conos principales y la búsqueda del magma de un nuevo camino al mar puede hacer que se ensanche la desembocadura en el Atlántico, con lo que se generaría también una nube tóxica más grande.

Crece la caída de lapilli y material volcánico

En las últimas horas se ha registrado también un aumento del material piroclástico que expulsa el volcán y eso se está notando ya en la isla. Precisamente desde el Mirador de Tajuya, dentro de la zona de exclusión, un vídeo de nuestra compañera Beatriz Correal muestra la gran acumulación de lapilli que se está produciendo.