11 personas han muerto y un niño y un hombre de nacionalidad alemana permanecen desaparecidos tras los desbordamientos de torrentes en la comarca de Levante de Mallorca, según ha informado la Guardia Civil.

Todos los servicios de emergencias disponibles, Guardia Civil, bomberos, policías locales y efectivos de Protección Civil, trabajan en la zona afectada por los desbordamientos tratando de auxiliar a las personas atrapadas.

 

Los daños materiales causados por el desbordamiento del torrente son muy cuantiosos, según testigos presenciales de la riada y de los servicios de emergencia desplazados al lugar.