Una madre ha compartido en Facebook el susto que le dio su hija, un bebé. La mujer descubrió que la pequeña tenía algo que hasta entonces no le había visto nunca: una enorme mancha marrón en el paladar.

Asustada, la mujer, que jamás había visto nada igual, acudió al médico, donde le dijeron que podría tratarse de una macha de nacimiento. Pero Darian Depreta no quedó convencida; sabía que su hija no tenía ninguna mancha e insistió en que hicieran un análisis más exhaustivo.

Tras asegurar que la enviarían a un especialista, se les ocurrió meterle el dedo en la boca y descubrieron que se trataba de un cartón: "Nunca podré volver a enseñar la cara en ese médico otra vez. Lloré y reí durante cinco minutos", ha confesado la madre, avergonzada, en su cuenta de Facebook.

El cartón que tenía la pequeña en el paladar | Facebook

La madre ha asegurado que la pequeña "acababa de encontrar una caja" mientras ella ponía el lavavajillas y que entonces no dudó en quitársela, pero nunca pensó que aquello podría ser un cartón y que, a pesar de la peligrosidad, le entró "la risa después de la tormenta".

"Sí, podría haberse ahogado y le doy gracias a Dios que no lo hizo. Después de llorar y entrar en pánico tratando de averiguar lo que era (los médicos ni siquiera lo sabían), ella estaba bien", ha aclarado la joven.