Los perros huelen todo a su paso, buscando el rastro de un olor generado por el coronavirus que los humanos no podemos detectar pero ellos sí que son capaces. David Alhadeff, jefe de la Unidad Canina OPCON Seguridad, explica que se entrena a los animales con gasas de sudor que provienen de los hospitales.

Se trata tanto de pacientes hospitalizados o pacientes con PCR positiva asintomáticos. Los perros no diferencian y lo marcan con la misma rigurosidad. Las gasas contienen el sudor de los pacientes con un biomarcador muy concreto que permite a los perros detectar, con un 98% de efectividad, la presencia del coronavirus.

Expertos como David confían en que este método se empiece a utilizar pronto en España porque aceleraría la lucha contra la pandemia. Permitiría encontrar rápidamente a personas contagiadas pero asintomáticas entre un gran grupo de población, como está ocurriendo ya en

La Universidad de Florida ya utiliza un grupo de canes para detectar el virus entre los estudiante y los profesores. También en los grandes eventos deportivos como la NBA, en los que los perros huelen a cada uno de los que hacen cola para entrar y si detectan algún rastro del virus, se sientan al lado del posible contagio.

Cribados masivos y muy rápidos, porque calculan que pueden analizar hasta 50 muestras en 30 segundos.