Han pasado tres meses desde que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, firmó con el director general de Pfizer en España, Sergio Rodríguez, el acuerdo de compra de paxlovid, el medicamento antivírico oral que reduce la capacidad de multiplicación del SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19) en el organismo.

El ejecutivo cifró entonces la compra de un total de 344.000 tratamientos para este año, según recoge Efe. ¿Dónde se puede adquirir este medicamente? Depende de la comunidad autónoma.

¿Dónde se puede comprar Paxlovid?

El proceso de compra de Paxlovid es diferente en cada región de España, pues su dispensación es competencia del Gobierno de cada ciudad y comunidad autónoma, explican a laSexta desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Así, añaden que su compra y distribución ha sido acordada a través de la comisión permanente de farmacia.

Así, Paxlovid está siendo prescrito en el ámbito de la atención primaria y dispensando en los hospitales en la mayoría de las comunidades autónomas. Sin embargo, en Andalucía, Aragón, Catalunya y Navarra también puede dispensarse en farmacias comunitarias, según recoge la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) en su web.

¿Para qué sirve Paxlovid?

El objetivo de 'Paxlovid' es prevenir los casos graves de COVID-19 en personas de alto riesgo al mismo tiempo que reduce la necesidad de hospitalización de los pacientes con el virus. Se trata así del segundo tratamiento disponible contra la covid en España: en febrero llegaron las primeras dosis de Evusheld de AstraZeneca, que actúa de profilaxis exprés en las personas inmunodeprimidas que, pese a estar vacunadas de la covid, no generan anticuerpos para alcanzar una adecuada defensa frente al coronavirus.

En el caso de paxlovid se trata de dos fármacos (nirmatrelvir y ritonavir) que actúan conjuntamente para suprimir el SARS-CoV-2 bloqueando una enzima que permite que el virus se replique en el organismo. Es más fácil de tomar en casa en comparación con fármacos como el remdesivir, que requieren una inyección intravenosa. El tratamiento debe iniciarse en los cinco días siguientes a la aparición de los síntomas y tomarse dos veces al día durante cinco días consecutivos.

Sin embargo, no está recomendado para todos los pacientes. La EMA precisó que 'Paxlovid' no debe utilizarse con algunos otros medicamentos, ya sea porque debido a su acción puede provocar un aumento perjudicial de sus niveles en sangre, o porque, a la inversa, algunos medicamentos pueden reducir la actividad del propio antiviral. Tampoco debe utilizarse en pacientes con una función renal o hepática gravemente reducida. Ni con embarazadas, pues los estudios de laboratorio realizados en animales sugieren que altas dosis de 'Paxlovid' pueden afectar al crecimiento del feto. Los efectos secundarios más comunes notificados durante el tratamiento y hasta 34 días después de la última dosis fueron disgeusia (alteración del gusto), diarrea y vómitos.

¿Se pueden experimentar síntomas del Covid después del tratamiento?

Sí. De hecho, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) han realizado un estudio recientemente que confirma que esta recaída en el virus puede estar relacionada con una exposición insuficiente al fármaco.

En dicho trabajo, publicado en la revista científica 'Clinical Infectious Diseases' y recogido por Europa Press, analizaron las causas de esta vuelta de síntomas de la COVID-19 tras el tratamiento con 'Paxlovid'. Aislaron el virus BA.2 del SARS-CoV-2 de un paciente y comprobaron si había desarrollado alguna resistencia al fármaco. De esta forma, verificaron que, tras el tratamiento con 'Paxlovid', el virus seguía siendo sensible al fármaco y no mostraba mutaciones relevantes que redujeran la eficacia del medicamento.

"Nuestra principal preocupación era que el coronavirus pudiera desarrollar resistencia al 'Paxlovid', por lo que descubrir que no era el caso supuso un gran alivio", afirma el primer autor del trabajo, el doctor Aaron F. Carlin. A continuación, el equipo tomó muestras del plasma del paciente para comprobar su inmunidad contra el SARS-CoV-2. Los anticuerpos del paciente seguían siendo eficaces para impedir que el virus entrara e infectara nuevas células, lo que sugiere que la falta de inmunidad mediada por anticuerpos tampoco era la causa de los síntomas recurrentes del paciente. Los autores afirmaron que la reaparición de los síntomas de COVID-19 probablemente se deba a una exposición insuficiente al fármaco: no llegaba suficiente cantidad de este a las células infectadas para detener toda la replicación viral. Así, sugirieron que esto podría deberse a que el fármaco se metaboliza más rápidamente en algunos individuos o a que el fármaco debe administrarse durante una duración de tratamiento más larga.

Con todo ello, los expertos apuntan en el citado estudio que es necesario seguir investigando para medir con qué frecuencia se produce el rebote, qué poblaciones de pacientes son más susceptibles y si la reaparición de los síntomas puede conducir a una enfermedad más grave. "El objetivo de 'Paxlovid' es prevenir la enfermedad grave y la muerte, y hasta ahora nadie que haya enfermado de nuevo ha necesitado ser hospitalizado, por lo que sigue cumpliendo su función. Simplemente tenemos que entender por qué el rebote se produce en algunos pacientes y no en otros. Se necesita más investigación para ayudarnos a ajustar los planes de tratamiento según sea necesario", remacha Smith.