Tu peluquería de confianza, el sitio del barrio en el que te haces las uñas o el centro de estética donde te depilas las cejas. Muchas de las clientas de estos locales se desahogan con las trabajadoras, les cuentan sus problemas, y eso las hace idóneas para detectar violencia machista.

Estos lugares son espacios de confianza en los que muchas mujeres se sienten seguras, tanto que sus trabajadoras se han encontrado en ocasiones con casos de este tipo: marcas físicas como moratones en el cuello o llamadas constantes a una clienta por parte de su pareja preguntando insistentemente cuánto más va a tardar, controlándola y atosigándola.

Por eso, en Albacete muchos de estos locales se han convertido en puntos violeta. La iniciativa, que parte de la Asociación Provincial de Esteticistas y del propio Ayuntamiento, ha llevado a estos negocios carteles que indican a las víctimas que allí pueden pedir ayuda.

Los carteles contienen toda la información y los teléfonos que pueden servir a mujeres que sufran violencia machista. Además, las empleadas recibirán formación para saber cómo actuar ante un caso de maltrato y conseguir que los recursos lleguen a todas las mujeres para que luego sean psicólogas y juristas del Centro de la Mujer las que orienten a las víctimas de manera profesional.

El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista. Está disponible 24 horas al día los 365 días al año. La llamada es gratuita y no deja huella en la factura, aunque hay que eliminarlo de las últimas llamadas.