El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso acaba de anunciar que la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad será presencial. El próximo 10 de enero todos los alumnos y alumnas de todas las etapas educativas tendrán que acudir a las aulas.

La decisión de la Comunidad de Madrid, que esta vez va en consonancia con la postura del Ministerio de Sanidad, se ha tomado este lunes en la reunión que han mantenido los consejeros de Educación, Universidades y Ciencia y Portavocía, Enrique Ossorio, y de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la sede de la Consejería de Sanidad.

Junto con sus equipos técnicos, tal y como indica un comunicado del Gobierno regional, han determinado la presencialidad tras analizar los datos actuales de incidencia del COVID-19 y las previsiones para las próximas semanas.

En esa misma reunión, indica el comunicado, las respectivas consejerías han acordado que los centros educativos "deberán mantener las medidas que se pusieron en marcha en el inicio del presente curso escolar, como el uso obligatorio de mascarilla a partir de los seis años o la figura del coordinador COVID-19". Además, la mascarilla vuelve a ser obligatoria en los recreos tras la decisión del Gobierno central de retomarla en exteriores desde el pasado 24 de diciembre.

Por lo demás, continuan vigentes las medidas anteriores en lo relativo al protocolo de limpieza y desinfección o la recomendación de mantener la mayor ventilación natural posible.

No habrá cuarentenas por casos aislados

El Gobierno regional anota también en el comunicado que enviará a los centros la actualización acerca de las cuarentenas que marca la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19, y por la que ya no habrá cuarentenas por casos aislados, aunque la dirección general de Salud Pública podrá tomar medidas en caso de brotes.

El estallido de casos en esta sexta ola de la pandemia justo antes de las vacaciones de Navidad dejó en el aire la posiblidad de una vuelta a la semipresencialidad, que planteó la misma Comunidad de Madrid, una idea sobre la que retrocedió después y que se ha descartado finalmente al decidir la presencialidad total.

La Comunidad de Madrid tiene en estos momentos una incidencia acumulada de 2.642 casos por cada cien mil habitantes (dato del 30 de diciembre) y una cobertura de vacunación general del 88,6%. En los menores, la cobertura de vacunación es de un 28% de primeras dosis entre 6 y 11 años, del 85,4% entre 12 y 16 años, y del 92,7% entre el tramo de 17 y 18 años.