La Consellería de Medio Ambiente ha decidido prohibir la pesca deportiva en el embalse de Vilagudín, en el municipio de Ordes (A Coruña), después del episodio de contaminación que ha supuesto el envenenamiento de cientos de aves.

Ecoloxistas en Acción denunció esta semana la muerte de medio centenar de aves y el envenenamiento de cientos de ejemplares, en su mayoría gaviotas, al tiempo que acusaba a la Xunta de inacción y demandaba la veda de la pesca en la zona.

 

En un comunicado, el Gobierno gallego ha anunciado que el próximo lunes el Diario Oficial de Galicia (DOG) publicará la resolución para la prohibición de esta práctica deportiva, que se mantendrán hasta que se determinen las causas de la contaminación y la afectación a la fauna.

Según explica el Gobierno gallego, la Dirección Xeral de Patrimonio Natural tiene constancia desde el 7 de septiembre la presencia de ejemplares muertos de gaviota patiamarilla en el embalse.

Así, Medio Ambiente indica que, según las primeras observaciones y episodios similares, la variabilidad de la dieta de esta especie y las condiciones meteorológicas de esta época del año "sugieren una posible intoxiación". Mientras, mantiene inspecciones en el entorno para hacer un seguimiento del incidente.

Agentes medioambientales han recogido animales vivos que han sido trasladados al centro de recuperación de fauna silvestre de Oleiros (A Coruña), donde evolucionan favorablemente.