Iryna Petrikiene, una mujer de 36 años, de nacionalidad ucraniana y residente en Sotogrande (Algeciras), está en paradero desconocido desde el ocho de abril. Para esa fecha, Petrikiene tenía previsto viajar a su país natal.

Sin embargo, no llegó a ir al aeropuerto, pues no existe ningún registro de ella en ninguna terminal. El último lugar en el que estuvo antes de desaparecer fue la habitación de un hotel en Málaga donde pasó la noche antes de coger el vuelo.

Petrikiene es madre de dos hijos pero está separada y está inmersa en un proceso legal por la custodia de los menores. Además, días antes de la denuncia actual, Iryna abandonó su domicilio con los dos niños y una patrulla de la Guardia Civil la encontró con ellos debajo de un puente.

Cuando la Guardia Civil encontró a la ahora desaparecida junto a sus hijos, decidieron entregar los hijos al padre puesto que Petrikiene sufre un tipo de patología psicológica que requiere tratamiento. Una decisión policial que hizo que la mujer comenzara a planear su visita a Ucrania para ver a sus familiares.

Según informa el diario SUR, su desaparición fue denunciada desde Ucrania. De esta forma, las autoridades se pusieron en contacto con la Guardia Civil a través de la oficina de cooperación policial Sirene. Ante la imposibilidad de dar con con la desaparecida, la Guardia Civil ha alertado sobre su desaparición en su cuenta de Twitter, al igual que la ONG SOS Desaparecidos.

Tanto la Benemérita como la asociación dedicada a personas desaparecidas han publicado una fotografía en la que aparece el rostro de Petrikiene, así como la siguiente información en caso de que alguien pueda localizarla: 'tiene el pelo moreno, los ojos grises, mide 1,50 metros y la nariz quirúrgica'.

 

Con ello, ambas cuentas piden colaboración ciudadana. Por lo tanto, en caso de conocer alguna información sobre el paradero de la desaparecida, se puede contactar con los números de teléfono 642 650 775 y 649 952 957.