El humorista David Suárez ha emitido un comunicado en el que ha respondido a la polémica que generó un tuit que publicó sobre el síndrome de Down y que despertó la indignación de los usuarios de la red social. En dicha aclaración, el cómico ha defendido que su comentario "no era más que un chiste" y que "forma parte única y exclusivamente del terreno de la ficción".

 

"Mi intención nunca ha sido y nunca será la de herir a las personas con síndrome de Down ni causar dolor o sufrimiento a sus familiares", ha escrito Suárez, de quien la Cadena Ser ha decidido prescindir como consecuencia de su controvertido comentario en Twitter, por el que además ha sido denunciado por sendas organizaciones: la asociación Down Madrid y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad.

El cómico se ha justificado y ha negado que su intención fuera degradar a las personas con síndrome de Down: "Soy cómico. Y mi género es el humor negro", ha señalado, un género que, indica, resulta "pedregoso". "Mi intención nunca ha sido ir contra las minorías, ni contra las víctimas", ha asegurado, "ni lo será nunca".

El humorista ha aprovechado para arremeter contra "la bajada de pantalones de las empresas frente a las amenazas de unos guardianes de la moral ávidos de imponer en el fondo su doctrina identitaria". "Asumo las consecuencias de mis actos, pues es el precio a pagar por defender lo que, repito es única y exclusivamente una ficción", ha agregado. "Creo en lo que hago y lo seguiré haciendo siempre", concluye.