Ante el aplazamiento del debate sobre un posible toque de queda nacional, algunas comunidades han optado por solicitarlo en sus territorios por el avance de la pandemia. Es el caso de la Generalitat Valenciana y de Andalucía, que ha pedido la restricción de movilidad en la ciudad de Granada durante la madrugada.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que ha solicitado a la Abogacía de la Generalitat una resolución que permita restringir la movilidad nocturna después de que la reunión del Consejo Interterritorial haya finalizado sin acuerdo sobre el toque de queda nacional. Así, la Consellería de Sanidad de la región estudia la vía legal para implementarlo desde las 00:00 hasta las 6:00 hasta el próximo 9 de diciembre, con medidas adicionales que "no afectarán a la economía".

En rueda de prensa, Puig ha adelantado que el Gobierno valenciano remitirá esa resolución al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat para que la valide en las próximas 48 horas y se pueda hacer efectiva "los primeros días de la próxima semana" porque ante el aumento de la pandemia "hay que reaccionar con determinación".

De no avalarse, pedirá el estado de alarma

Ha asegurado que hay "indicios claros" de que existe suficiente argumentación jurídica para poder plantear el toque de queda nocturno, pero en caso de no ser así, estudiarán pedir que se decrete el estado de alarma en la Comunitat Valenciana "sin ningún tipo de duda".

Según Puig, las medidas adicionales que están ultimando y que no ha detallado no plantean el cierre de la hostelería a las 22:00 ni perjudicarán al tejido económico, sino que "acompañarán" la restricción en una franja horaria donde se han detectado "situaciones prohibidas que están disparando los contagios", para limitar fiestas privadas o botellones y actuar en espacios sociales y familiares.

La consellera ha apuntado que el pasado puente del 9 de octubre "ha marcado posteriormente el aumento de la incidencia del coronavirus", que ha subido un 45% en las dos últimas semanas, mientras que en octubre los ingresos en planta han subido un 97 % y en UCI un 65 %, según ha indicado el president.

La medida solo permitirá transitar por la noche a quienes vayan a trabajar, a una urgencia médica o a atender a personas dependientes

"Tenemos que continuar dando un paso más en la dirección correcta", ha apuntado para argumentar la restricción de la movilidad nocturna, a la par que ha hecho hincapié en "huir del alarmismo pero también de la irresponsabilidad", mientras ha defendido que el apoyo de las fuerzas económicas, sociales y políticas de la Comunitat da "fuerza" a la decisión.

Puig ha reconocido que le habría gustado "una posición de carácter nacional para toda España" pero mientras esperan un posible acuerdo común, la Comunitat "va haciendo camino" con una decisión que solo permitirá transitar por la noche a quienes vayan a trabajar, a una urgencia médica o a atender a personas dependientes. El presidente ha apuntado que no ha habido unanimidad pero sí una "amplísima mayoría" a favor del toque de queda.

Petición del toque de queda en Granada y 30 municipios más

La Junta de Andalucía ha acordado este jueves aplicar el toque de queda en Granada y en treinta municipios de su área metropolitana restringiendo la movilidad desde las 23:00 a las 6:00 horas y el cierre de los bares a las 22:00 en las ciudades de Sevilla, Córdoba y Jaén.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, ha explicado que, antes de aplicar la restricción de la movilidad en Granada, han pedido que la ratifique el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), si bien cuenta con el visto bueno de los servicios jurídicos de la Junta.

Aguirre ha indicado que estas medidas se adoptan al haberse producido una subida "preocupante de los contagios por coronavirus" con una incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes de 301,5 casos en los últimos catorce días, con especial preocupación en Granada (907).

También ha acordado el Consejo de Gobierno extender los cribados en varias provincias y aplicar las limitaciones de aforo en establecimientos comerciales y el cierre de bares y restaurantes a las 22:00 horas, que se decretó en Granada el 14 de octubre, a las capitales de Sevilla, Jaén y Córdoba en la medianoche del domingo al lunes. Igualmente, se endurecerá el uso de las mascarillas en la restauración en toda Andalucía con la obligación de tenerla puesta todo el tiempo que se permanezca en el local y solo se podrán quitar para consumir y también en la práctica deportiva en espacios abiertos donde haya aglomeración.

En Granada se renueven las medidas adoptadas en las universidades y colegios mayores y residencias. Asimismo, se han decretado en diversos ayuntamientos de la comunidad las restricciones y medidas de la Orden del 14 de octubre, que decreta que todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público no pueden superar el 50% del aforo permitido ni cerrar más allá de las 22:00 horas, a excepción de los establecimientos farmacéuticos, médicos, veterinarios, de combustible y otros considerados esenciales.

No se permite el consumo en barra y la ocupación máxima en mesas es de seis personas en bares y restaurante; no se permiten visitas ni salidas a los usuarios en los centros sociosanitarios de carácter residencial, y la asistencia a velatorios se limita a un máximo de 15 personas en espacios al aire libre o diez en espacios cerrados.

Castilla y León estudia ya un toque de queda

Los Servicios Jurídicos de la Junta de Castilla y León trabajan en estos momentos para buscar un encaje legal al establecimiento de un toque de queda nocturno en su territorio, que se iniciaría "a las 21:00 o las 22:00 horas", porque la indefinición vivida en el Consejo Interterritorial de Salud de esta tarde es "inaceptable".

Así lo ha anunciado esta noche, en una entrevista en Castilla y León Televisión, el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea. Sobre la fórmula que estudia la Junta para ordenar el toque de queda, Igea ha indicado que analizan si puede ser un "decreto ley", aunque ha insistido en que sea cual sea el mecanismo lo importante es tomar medidas que "son necesarias", como el toque de queda, y que deberán ser ratificadas por la Justicia al restringir derechos fundamentales, aunque ha adelantado que esperarán el pronunciamiento jurídico a posteriori.

En cuanto al plazo en el que esperan tener lista esta herramienta jurídica, Igea ha indicado que "a la mayor brevedad" y con la "suficiente contundencia" como para "evitar las reuniones nocturnas" en casas particulares, ya que la percepción de la Junta es que los contagios se han desplazado desde el ámbito de la hostelería a doméstico en las últimas semanas.

El vicepresidente ha manifestado su "perplejidad absoluta" ante lo ocurrido esta tarde en el Consejo Interterritorial y ha centrado su crítica en el Gobierno por "irresponsable" y por seguir "jugando a este juego", en referencia a la indefinición y la falta de asunción de la responsabilidad de la gestión de la pandemia.

"Ser leal es decir la verdad y se lo voy a decir", ha adelantado sobre la reunión de mañana con el ministro de Sanidad, a quien reprochará que ni siquiera se haya aprobado una orden con las medidas acordadas esta tarde, que incluyen los diferentes niveles de riesgo, con Castilla y León en nivel "extremo", ya que esto genera una "situación jurídica muy compleja".