El Consejo Interterritorial ha aprobado un plan común para hacer frente a la pandemia de coronavirus, que establece cuatro niveles de alerta e incluye medidas para cada uno de ellos, como la recomendación de salir del domicilio solo lo necesario en los niveles de riesgo más altos.

Todas las autonomías, menos Madrid y Euskadi, que se han abstenido, han votado a favor del borrador que el Ministerio les ha presentado este jueves, cuyas medidas ya avanzó laSexta.

Salvador Illa ha celebrado este "apoyo amplísimo" al documento y ha precisado que se trata "un marco de actuación común para todas las comunidades autónomas con los mecanismos de flexibilidad necesarios" para que cada una de ellas adopte las medidas oportunas.

El ministro de Sanidad, que ha advertido de que "van a venir semanas muy duras" y de que "hay transmisión comunitaria en varias partes" de España, ha detallado que el documento fija, por un lado, "criterios de evaluación del riesgo", y por otro, una serie de "opciones de actuación" para cada uno de los cuatro niveles de alerta.

El toque de queda, en el aire

En cuanto a la posibilidad de establecer un toque de queda, el Consejo Interterritorial no ha tomado aún una decisión. El ministro Illa ha señalado en rueda de prensa que "no hay un consenso todavía amplio al respecto".

"Vamos a seguir trabajando en futuros Consejos Interterritoriales valorando la medida", ha apostillado el titular de Sanidad, que ha confirmado que Castilla y León ya lo ha solicitado formalmente.

Cuatro niveles de alerta

El documento acordado este jueves por el Gobierno y las autonomías fija una serie de parámetros relativos al nivel de transmisión y la presión hospitalaria para situar a los territorios en un nivel de alerta del 1 al 4, siendo el 4 el más elevado. Para bajar el nivel de alerta, los indicadores deben permanecer en un nivel de riesgo menor durante al menos 14 días.

Asimismo, se proponen actuaciones a implantar en los territorios con niveles de alerta del 1 al 3. Para los territorios con nivel de alerta 4, se establecen además medidas excepcionales, que podrán requerir la activación del mecanismo previsto para los estados de alarma, excepción y sitio.

Además, se establece cómo se activaría el estado de alarma si fuera necesario: en su caso, será el presidente o presidenta de la comunidad autónoma en cuestión quién tendrá que solicitarlo al Gobierno central.

Así, en los territorios con los niveles de alerta 3 y 4 se prevén medidas como la restricción de las reuniones a un máximo de seis personas, la recomendación permanecer en el domicilio y se valoraría limitar la apertura de los establecimientos hasta las 23:00 horas.

Fernando Simón ha señalado durante la rueda de prensa que "hay comunidades autónomas que ahora mismo cumplen algunos de los criterios de riesgo extremo", aunque no ha nombrado regiones concretas. Además, el director del CCAES ha aclarado que el tipo de territorio que se tiene que evaluar dependerá de cada comunidad y de la situación epidemiológica.