El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha viajado este miércoles a Waterloo (Bélgica) para reunirse con el expresident Carles Puigdemont y abordar los escenarios políticos que se abren a partir de ahora, tras la sentencia del 'procés', las elecciones del 10N y el juicio por desobediencia al president.

La reunión, avanzada por el diario Ara, es de carácter "privado", por lo que no figura en la agenda oficial del presidente catalán.

El encuentro se produce en pleno inicio de los contactos entre las fuerzas independentistas con representación en el Congreso -ERC, JxCat y la CUP- para intentar coordinar su estrategia de cara a la investidura de Pedro Sánchez. Además, la cita viene marcada por el juicio celebrado este pasado lunes a Torra, que puede ser inhabilitado por haber desobedecido una orden de la Junta Electoral de retirar lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat antes de las elecciones generales del 28 de abril.

Su hipotética inhabilitación podría precipitar un adelanto electoral en Cataluña y conllevaría, de entrada, que el actual vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, asumiese el timón de la Generalitat hasta la investidura de otro president.